Módulos Temas Día

Nueve rasgos que debes reconocer en un 'antilíder' en tu empresa

FOTOS | Son aquella personas que, carentes de valores y con creencias bastante distorsionadas respecto a cómo hacer funcionar una empresa, no dudarán en hacer cualquier cosa sin escrúpulos.

FOTOS | Existen en todas las empresas y muchas veces está en posiciones acomodadas. Llegó por favoritismo, puestos por dedazo, o, simplemente, para amedrentar o ser una usina del miedo y pasar chismes a los dueños.

Es el antilíder, una persona que representa exactamente lo opuesto de los atributos que se esperan en un puesto de conducción de personas. Son aquellos que, carentes de valores y con creencias bastante distorsionadas respecto a cómo hacer funcionar una empresa de cualquier tipo, no dudarán en hacer cualquier cosa sin escrúpulos. También hay antilíderes que no tienen puestos de relevancia: son aquellos que permanentemente ponen palos en la rueda y tienen el “no se puede” como lema.

La recomendación es apartarlos de inmediato de todo tipo de proyectos, aunque, justo es reconocerlo, en muchas empresas se los mantiene por su amistad con el director y por la funcionalidad para resguardar en forma aparente los intereses de la organización.

Te dejo 9 rasgos en los que debes fijarte si crees que hay un antilíder en tu negocio.

Qué hacer con ellos
En ninguna organización debería aceptarse un antilíder, ya que son totalmente contraproducentes para la productividad, el buen clima interno y la gestión de las actividades en forma normal.

Si hay abuso de cualquier tipo, lo ideal es disponer de una instancia de denuncia interna en el área de recursos humanos o con el directivo más alto de la organización, avalándola con pruebas.

Servirá de poco querer negociar o acordar con un antilíder, porque, en el mejor de los casos, lo que éste querrá es hacerse tu amigo y tenerte de su lado para expandir su red de servidores.

Leer comentarios ( )