Trabajar desde casa es el sueño de millones de personas. La ilusión de tener el completo dominio de su tiempo, sus responsabilidades y de desempeñarse en base a resultados, es algo que suele ser un gran anhelo para cumplir, según

Sin embargo, cuando conversas con personas que se desempeñan bajo la modalidad de home office, hay opiniones divididas: están quienes se han adaptado rápidamente, y los que no se acoplan para cumplir con los objetivos, pasando las veinticuatro horas del día dentro de su hogar.

El home office es una tendencia creciente en el mundo. Se estima que más allá del 2020, el 50% del desempeño de algunas tareas podrán hacerse en forma remota, por lo que la fuerza laboral necesita adaptarse a este esquema de trabajo.

Posiblemente si estás emprendiendo o llevando adelante proyectos por tu cuenta, ya sabes de qué se trata, y estás tratando de resolver de la mejor manera los contratiempos que se presentan al trabajar en el mismo lugar en donde vives.

Para muchos, el gran problema es cómo separar el espacio personal del profesional, ubicar un lugar fijo distinto a la sala o la cocina para enfocarse en el trabajo; y además, cómo evitar distraerse permanentemente por temas domésticos.Estos consejos pueden ayudarte para crear una nueva forma de desempeño que, más tarde o más temprano, puede ser que necesites adoptarla.