1. Te envía spam continuamente. Bien a través de correo electrónico o en tu bandeja de entrada de LinkedIn.

2. Spamea a tus otros contactos. Y estos te remiten a ti las queja.

3. Te trata de vender algo justo después de que lo aceptes como contacto.

4. Copia tus post o contenidos y los reutiliza.

5. Sus interacciones o post son rudos o inapropiados.

6. Te pide que le presentes a otros contactos que no le quieres presentar. Y no acepta un no por respuesta.

7. Te pide consejo o favores gratis continuamente. Porque cree que por ser contactos ya sois amigos y tiene derecho a solicitar tu ayuda y servicios gratis.

8. Te envía demasiados mensajes. Los cuales no tienes tiempo de leer, ni ganas de contestar.

9. No sabe que LinkedIn sirve para más cosas que generar ventas y conseguir seguidores. Y es pesado insistiendo con vender sus cosas continuamente.

10. Es alguien raro, molesto o ambas cosas. ¿Por qué vas a aguantar a alguien que no conoces de nada y que tampoco aguantarías en, por ejemplo, un bar?

TAGS RELACIONADOS