Módulos Temas Día

Cinco playlists para 'chambear' mucho más rápido

FOTOS | Diferentes estudios han demostrado que la música adecuada puede ayudar a los trabajadores a ser más productivos, estimulándolos a concretar tareas más ágilmente y fomentando el desarrollo de ideas creativas.

FOTOS | La música es una constante en nuestras vidas, sin importar el estilo de nuestra preferencia, todos tenemos una canción favorita, un grupo o solista al que admiramos y, en la mayoría de los casos, suele haber alguna tonadita pegajosa resonando en nuestra cabeza en cualquier momento del día.

Como podemos ver en series y películas, la música sirve para establecer un ambiente o detonar alguna emoción específica si se usa adecuadamente, pero más allá de su uso en el entretenimiento, la música tiene un efecto significativo en la manera en que reacciona nuestro cerebro y, por ende, en como interactuamos con los demás.

Aplicada como catalizador inmersivo, la música puede incluso ayudarte a mejorar tu desempeño en el desarrollo de una tarea específica. En el estudio Happy creativity: Listening to happy music facilitates divergent thinking, Simone Ritter expuso a los sujetos a diferentes tipos de música o ambientes, evaluando si la manera en que resolvían tareas presentaba cambios según el estímulo sonoro en turno; frente a muestras de piezas que representaban emociones de calma, felicidad, tristeza y ansiedad, las melodías alegres demostraron fomentar el pensamiento creativo, mientras que el silencio favorece la concentración en resolución de problemas.

Por otro lado, el trabajo de Teresa Lesiuk afirma que las personas que escuchan música mientras realizan una actividad tienden a completar sus tareas más rápidamente, además de maximizar la concentración al aislar al sujeto de distracciones externas como los sonidos naturales del espacio laboral. También señala que la música ayuda a mejorar el ánimo de los colaboradores, ya que puede fomentar sensaciones positivas para disminuir el estrés y aumentar el entusiasmo.

Estos planteamientos están orientados, hasta cierto punto, en la misma dirección del llamado “Efecto Mozart”, en el sentido de que la música influye en la respuesta cognitiva de las personas, ya sea de manera positiva o negativa según sea el caso. Es decir, si bien escuchar La Clemenza di Tito no va a hacerte más inteligente, si puede mejorar tu concentración al realizar tareas repetitivas.

¿Qué música escuchar?
Dependiendo de su composición, ritmo o tono, la música puede incentivar determinadas sensaciones o estados de ánimo, por lo que la fórmula de un género específico para ayudar a una persona a concentrarse puede ser completamente contraproducente para otro individuo.

Tags Relacionados:

música

playlists

Leer comentarios ( )

Ir a portada