VIAJES

[FOTOS] Rutas de tren: recorre el Perú en estos viajes de lujo

1 de 3

Redacción ContentLab
Viernes 19 de julio del 2019

Viajar en tren es espectacular, pero en esta selección de servicios maravillosos no solo se disfruta del trayecto y los paisajes. Aquí, el lujo está en los detalles.

1. Un tren nocturno
Una de las rutas de mayor altura del mundo es transitada por el Belmond Andean Explorer, el primer tren nocturno de lujo en la región, que une Cusco, Puno y Arequipa en travesías de dos o tres noches.

Sus habitaciones son similares a las de un hotel cinco estrellas. Cuentan con un bar-lounge y dos coches restaurante que te ofrecen otro viaje por la gastronomía peruana. En el spa puedes engreírte con rituales andinos, masajes relajantes y tratamientos rejuvenecedores. Lo mejor, es que todos los ambientes lucen enormes ventanales para disfrutar del paisaje. Para hacer fotos fabulosas mientras viajas o tomar un buen pisco sour al aire libre, está el coche observatorio.

Aunque hay mucho por disfrutar a bordo, la experiencia también incluye excursiones en cada destino, danzas típicas y demostración de artesanías. Este tren deja sin aliento a los viajeros y no solo por la belleza paisajística del viaje sino porque alcanzas los 4.000 metros de altitud en La Raya, el punto más alto de la ruta.

2. Próxima parada: Machu Picchu
¿Existe algo más exclusivo que viajar en un vagón privado? The Private Machu Picchu Train, es el tren de lujo de Inca Rail, que te lleva a ti solo o a tu grupo de amigos desde Ollantaytambo al pueblo al pie de nuestra maravilla.

Este servicio te transporta en un vagón con amplias butacas, en el que puedes disfrutar de varios brindis en su bar privado, mientras escuchas música en vivo. También cuenta con un balcón al aire libre, una sala VIP en la estación de Ollantaytambo y un bus privado para llegar a la ciudadela.

3. Lujo tradicional: Hiram Bingham
Denominado así por el explorador que redescubrió Machu Picchu. Esta otra opción está equipado con vagones Pullman, de la década de 1920, decorados con madera, metales pulidos y elegantes sillones.

En la estación, te dan la bienvenida con danzas y cocteles peruanos. Un maitre te acompaña a tu asiento y te narra el menú: brunch, almuerzo, cena. Todo servido en elegantes mesas, con cristalería y vajilla de lujo.

Un show en vivo, a cargo de músicos locales, alegra todavía más este viaje de sueño en el que puedes aprender a preparar el tradicional pisco sour o saborearlo mientras gozas de increíbles vistas en el coche observatorio. El viaje desde Ollantaytambo dura 90 minutos y desde Cusco, 3 horas y media. Tú eliges cómo vivir el lujo sobre rieles.

Contenido patrocinado por: Lexus Logo