VIAJES

[FOTOS] Paracas: Adrenalina y magia en el desierto de Ica

[FOTOS] Paracas: Adrenalina y magia en el desierto de Ica
Redacción ContentLab
Viernes 05 de julio del 2019

El año pasado, la arena rojiza de una de las playas de la Reserva Nacional de Paracas puso a este destino en los ojos del mundo. Playa Roja, ubicada al interior de la primera área natural protegida de la costa peruana, fue incluida entre las 50 mejores playas de Sudamérica en el ránking elaborado por la agencia de viajes canadiense, Flight Network.

Quien la ve no puede ocultar su asombro y tampoco la curiosidad por su color. “La causante de tan llamativa tonalidad es una roca ígnea, formada por un magma solidificado, que es arrastrada por el mar, desde el macizo de Punta Santa María hasta sus orillas”, explican los guías de Sernanp.

Pero la Reserva Nacional de Paracas tiene mucho más para sorprenderte. Se trata de una de las zonas más biodiversas del país, que ocupa 335.000 hectáreas y alberga una fauna de 1543 especies de mamíferos, aves, peces y reptiles.

EXPEDICIÓN EN LA BAHÍA
Transitar por el nuevo circuito Norte, de 15 kilómetros de vía, es ir al encuentro de impresionantes playas como Raspón y La Mina. Ideales para nadar, pescar y practicar buceo. En la ruta, también es posible observar gaviotas, garzas, chorlos y los famosos flamencos o parihuanas, que inspiraron al general José de San Martín para que creara nuestro pabellón bicolor.

El punto de partida de tu visita a la Reserva Nacional de Paracas es el Centro de Interpretación, donde además de informarte puedes retroceder en el tiempo y caminar por el sendero paleontológico de La Aguada, en el que se exhiben fósiles de especies marinas.

El circuito cuenta con doce puntos de interés que se pueden transitar en bicicleta o a pie. Aunque también es posible llegar a Playa Atenas o Punta Ballenas a bordo de los kayaks que parten de Punta Pejerrey. Pero sin duda, la manera más extrema de ver la reserva es volando en parapente. Paracas es Aventura ofrece vuelos tándem, con instructor, que te muestran esta maravilla natural a vista de pájaro. Según el clima y las condiciones del viento, despegan desde el cerro el Mirador o las laderas de playa Supay, pero la panorámica de infarto siempre es igual de espectacular.

SUEÑO DE VERANO
Por la tarde, el plan perfecto incluye un picnic en el desierto, que arranca una hora antes del atardecer con un viaje de pura adrenalina sobre las dunas y que culmina alrededor de una mesa vestida, con copas de vino o champagne. Después del sunset, y algunos brindis, toca regresar bajo un cielo estrellado que se roba el show.

Los especialistas de Adrenarena brindan una experiencia totalmente privada, en la que cada pareja o grupo llega a una zona exclusiva para disfrutar del desierto a su manera. Además se puede personalizar, coordinando una sorpresa o un saludo especial de cumpleaños o aniversario.

Y si ver el atardecer en medio de montañas de arena es mágico, despertar en pleno desierto es una experiencia para soñar despierto. Un tubular de Adrenarena te conduce a la duna en donde se instala el glamping, un campamento de lujo con una carpa de forma piramidal, muy amplia y equipada con camas bien cómodas. La experiencia incluye una cena con platos a la parrilla, fogata, brindis y el desayuno a la mañana siguiente.

REFUGIOS FRENTE AL MAR
Para descansar más noches opta por alguno de los idílicos hoteles que se han instalado frente al mar de Paracas. El presidente de la Cámara de Turismo y Comercio Exterior de Paracas, Eduardo Jáuregui, estima que son dos mil habitaciones en alojamientos de tres, cuatro y cinco estrellas las que oferta el destino.

Entre los más exclusivos destacan el hotel Paracas, a Luxury Collection Resort, que figura entre los 10 hoteles de lujo más populares del Perú; el DoubleTree Resort by Hilton Hotel Paracas, que junto a confortables suites cuenta con un club para los más chicos y el albergue Intimar, el único de toda la reserva que cultiva conchas de abanico de forma tradicional.

DATOS ÚTILES

¿Cómo llegar?
Puedes llegar en auto, tomando la carretera Panamericana Sur: Paracas está a 261 kilómetros de Lima. Las empresas Cruz del Sur, Oltursa y Perú Bus ofrecen salidas diarias. El viaje toma alrededor de tres horas.

¿Qué hacer?
- Paracas es Aventura te lleva a volar en parapente por 10 minutos, en vuelos biplaza. Las salidas son a las 8 a.m. y a las 10 a.m. El precio es de S/270 por viajero.
- Actividades con Adrenarena (info@adrenarena.com.pe). Glamping en medio del desierto, US$250 por persona en ocupación doble. Incluye traslado en tubulares, carpa y comida. El picnic cuesta US$140 por persona. Reservar con 3 días de anticipación.

¿Dónde dormir?
- Hotel Paracas, a Luxury Collection Resort
- DoubleTree Resort by Hilton Hotel Paracas 
- Inti Mar

 

Foto: Marriot 

Contenido patrocinado por: Lexus Logo