VIAJES

[FOTOS] Europa: los mejores destinos para conocer en otoño

1 de 3

Redacción ContentLab
Viernes 06 de septiembre del 2019

Uno de los mejores momentos para recorrer Europa está por comenzar. En otoño, así como en primavera, es posible visitar muchos destinos sin las temperaturas altas del verano, ni el frío extremo del invierno. Lejos de las multitudes que viajan en vacaciones y por ende, con mejores precios que en la temporada alta.

LA CAPITAL ESPAÑOLA
Madrid es intensa como toda capital y con tantos lugares por ver que no se sabe por dónde comenzar. El Centro madrileño concentra una buena cantidad de edificios históricos, jardines de cuento, museos y mercados. Puedes empezar en la Puerta del Sol, con la famosa estatua del oso y el madroño construida en 1967. Seguir hacia la Plaza Mayor, la Catedral de la Almudena y la parada gastronómica de rigor: el mercado de San Miguel.

Los museos Nacional del Prado, Thyssen y Reina Sofía son también de visita obligada. Ingresa a los tres con el Abono Paseo del Arte, un pase que cuesta 30,40 euros, 20% menos que si compras las entradas por separado. Ten en cuenta que tanto el Prado como el Reina Sofía reciben visitantes gratis en días y horarios específicos. ¿La novedad? El Palacio de Liria, que es residencia del duque de Alba, abre sus puertas al público desde este mes para exponer sus importantes colecciones de arte.

El templo de Debod es perfecto para ver la caída del sol. Por la noche, las cervezas artesanales se sirven en La Osita, un bar que funciona desde marzo en La Latina. Aunque los madrileños prefieren las noches en Malasaña, que mantiene bares centenarios como Casa Camacho o Casa Julio, que ofrece las mejores croquetas de Madrid. Si buscas algo más ‘chic’ ve a las terrazas del barrio de Chueca o a los bares de la avenida Brasil.

BARCELONA BAJO LA LLUVIA
Para disfrutar de la capital catalana en otoño es imprescindible cargar con un paraguas. Las lluvias te pueden sorprender en cualquier momento, tanto como el encanto que atrae a casi 10 millones de viajeros que visitan este destino anualmente.

Instalarte en alguna librería de ensueño es provechoso y no solo para cubrirte de la lluvia. Altaïr se especializa en viajes y hasta oferta planes turísticos. Puedes revisar sus libros o algún mapa en su cafetería. Otra muy recomendable es La Central del Raval, que funciona en la antigua capilla de la Misericordia y cuenta con 80.000 títulos a la venta.

Ir tras los pasos de Gaudí es imprescindible: la Sagrada Familia, el parque Güell, la Casa Batlló o la casa Vicens son parte de la ruta. Nadie debe perderse el mercado de La Boquería, un paraíso gastronómico que funciona desde la década del 1200. Lugares como Pinotxo Bar o el Bar Central ofrecen comida tradicional catalana. A la hora del vermut puedes ir al Macba Café Chichalimoná, una vermutería y cafetería abierta desde julio en el museo de Arte Contemporáneo de Barcelona. Una cena memorable es posible en el observatorio Fabra, que hasta el 6 de octubre ofrece paquetes que incluyen visitas guiadas con observación astronómica.

BRINDIS E HISTORIA
La región italiana de Piamonte, fronteriza con Suiza y Francia, es famosa por la elaboración del vino. Y un buen momento para conocerla es el otoño, porque arranca la vendimia. Lugares como Cuneo, Alba, Bercelli o Asti cuentan con rutas del vino que conducen por impresionantes viñedos en los que puedes recolectar uvas, participar de la pisa y compartir un almuerzo con las familias que preparan recetas heredadas.

En las colinas de la provincia de Asti, conocida como tierra del vino, crecen las uvas que se transforman en el espumante Asti con denominación de origen. De allí son también los quesos robiola y cocconato así como la trufa blanca. En plena campiña encuentras iglesias rurales medievales y en la ciudad, castillos que funcionan como hoteles boutiques y catedrales góticas.

En las colinas de Langue, en la provincia de Cuneo, crecen las uvas nebbiolo. Variedad con la que la ciudad de Barolo produce el mejor vino de Italia. El turismo enológico en este sitio concentra gran cantidad de bodegas hechas en piedra, así como el Museo del Vino y las suites de preciados hoteles con vista a las colinas cubiertas de parras.

LA CIUDAD ETERNA
¿Imaginas el coliseo Romano sin multitudes? ¿O el panteón con pequeños grupos en los alrededores? Esto es posible en otoño, la época romántica como se le conoce. Temporada en la que no necesitas comprar accesos a los atractivos principales sin cola. Como se acaban las vacaciones en el hemisferio norte, muchos lugares se convierten en paraísos o, al menos, en sitios transitables.

Si vas por primera vez no te puedes perder el trío conformado por el Coliseo Romano, el Foro y el Palatino, a los que puedes acceder el mismo día con un solo ticket. Como todavía encuentras sol en esta temporada, puedes visitar sus plazas rodeadas por palacios renacentistas y fuentes de estilo barroco. Navona y Rotonda, en la que se encuentra el Panteón son muy populares.

Imposible dejar de saborear su excelente culinaria. Platos como los spaguetti carbonara o el bucatini all’amatriciana (con panceta italiana), son oriundos de esta tierra. Una institución de la comida romana, desde 1936, es Felice a Testaccio. También sirve recetas típicas, Grandma. Si gustas una clásica pizza, puedes optar por Da Baffetto, a unos pasos de plaza Navona.

ROMANCE DE OTOÑO
Viaja al corazón de Grecia y luego parte a disfrutar de sus islas. Ver su legado arquitectónico y artístico libre de multitudes es como un regalo de los dioses. En Atenas, su capital, la Acrópolis, el templo de Zeus -el más grande de Grecia-, el Ágora Antigua, el museo de la Acrópolis y el mercado Central son puntos obligados.

De las 3.000 islas griegas que existen, solo 300 están habitadas. La más romántica es Santorini, un paraíso que luce casas blancas con puertas azules que miran al acantilado. Para los fiesteros está Mykonos y para los que gustan de lugares poco conocidos están Naxos, la más grande de las Cícladas.

Contenido patrocinado por: Lexus Logo