VIAJES

[FOTOS] Ballenas jorobadas: un espectáculo en el mar peruano

1 de 3

Redacción ContentLab
Lunes 05 de agosto del 2019

Presenciar el salto de una enorme ballena jorobada, observar el nado de una madre con su cría o sorprenderte con el coletazo de estas gigantes del mar, es un espectáculo que se puede vivir en las playas de Máncora, Órganos (Piura) y Punta Sal (Tumbes) a partir de julio. Aunque los mejores avistamientos se obtienen en los meses de agosto, setiembre y octubre.

PromPerú estima que son entre 5.000 a 7.000 las ballenas jorobadas que dejan su zona de alimentación en la Antártida y llegan al Perú para iniciar su proceso de apareamiento y reproducción: “Dicho recorrido las convierte en los mamíferos con la migración más larga del planeta”.

Belén Alcorta, de Pacífico Adventures, es la creadora del primer proyecto de investigación autofinanciado exclusivamente por el turismo de observación de ballenas en el Perú. Junto con su esposo, ofrecen navegaciones para avistar a los cetáceos. Con el dinero recaudado, y los registros de cada avistamiento, realizan estudios.

“Estos estudios han logrado confirmar la hipótesis de que esta zona comprende el límite sur del área de reproducción (...) Antes se pensaba que las ballenas estaban solamente de paso. Conocer más sobre esta especie contribuye a su conservación”, precisa Alcorta.

Cada excursión en altamar es la confirmación de que las ballenas jorobadas viajan a nuestras costas para aparearse, tener a sus crías y enseñarles a sus crías a saltar y a sobrevivir en el mar.

DENTRO Y FUERA DEL MAR
Las espectaculares acrobacias de un animal que pesa hasta 40 toneladas impresionan. El despliegue de fuerza y energía sorprende en cualquier momento de la excursión. Para asegurar el avistamiento, una parte del equipo de Pacífico Adventures se queda en tierra y con la ayuda de larga vistas guían a las embarcaciones hacia la primera fila del espectáculo acuático.

Los biólogos a bordo te informan sobre el comportamiento de las ballenas, su viaje desde la Antártida, sus impresionantes medidas. Además, te dejan oír su canto a través de un hidrófono que viaja en la misma embarcación. El momento es sobrecogedor: todos se quedan en silencio y desde las profundidades se escucha el sonido producido por los machos para atraer a las hembras.

ACUARIO EDUCATIVO
Oceanica Expeditions Perú es otra empresa que ofrece avistamientos de ballenas jorobadas en el norte. Ellos cuentan con yates desde donde se pueden ver los gigantes del mar y también algunas aves, lobos marinos, delfines y tortugas en la zona del Ñuro.

Las navegaciones duran alrededor de cuatro horas. En tierra, y en compañía de sus biólogos guías, puedes visitar Mundo Hippocampus, el primer acuario peruano con fines educativos. En este centro se realizan, también, investigaciones para preservar especies marinas de la Costa Pacífico, como caballitos de mar, rayas endémicas y corales.

Recuerda que solo tienes hasta el 31 de octubre para ver a las ballenas jorobadas en completa libertad, aprender sobre la riqueza del mar de Grau y contribuir con la preservación de las especies marinas, en un solo viaje a las costas de Piura y Tumbes.

Foto: oceanica.pe - pacificoadventures.com

Contenido patrocinado por: Lexus Logo