GASTRONOMíA

Pía León y su propuesta de cocina sostenible en Kjolle

Pía León y su propuesta de cocina sostenible en Kjolle
Redacción ContentLab
Lunes 27 de mayo del 2019

Cuando Pía León y Virgilio Martínez abrieron Central, en Miraflores, se mudaron al edificio contiguo. Tan comprometidos estaban con el lugar que querían estar pendientes de él las 24 horas del día.

Hoy, que el espacio se ha trasladado a Barranco, no se han mudado al edificio vecino, viven en el mismo restaurante, en un departamento que construyeron exclusivamente para ellos. Así es su compromiso con su trabajo, así es su pasión por la cocina, así es su entrega a su obra: total, permanente, sorprendente.

KJOLLE, UNA FLOR, UN RESTAURANTE, UNA PASIÓN
Pía y Virgilio tienen un hijo de tres años, pero, en 2018, Pía tuvo otro, uno con el que soñó desde que decidió ser cocinera. Se llama Kjolle, su restaurante propio, y se ubica en el mismo edificio donde está Central. Sí, con él también su compromiso es permanente.

A Kjolle lo soñó, lo bautizó con el nombre de una flor andina, lo vio crecer piedra a piedra, metal a metal, madera a madera; diseñó sus fuegos, mesas y sillas y delineó su vajilla; viajó por todo el Perú y eligió los ingredientes para crear sus platos, y llena de esmero e ilusionada, lo vio nacer en agosto de 2018, y aunque es una madre orgullosa, lo sabe perfectible, porque ella, como cocinera, como creadora, busca siempre la perfección.

Kjolle está en Barranco, en el espacio que antes ocupaba la Casa Túpac, un lugar donde varios artistas -pintores, escultores, músicos, videastas, diseñadores, performers y más- tenían sus talleres y vivían y trabajaban en comunidad. Quizás por ello esa magia, esa creatividad, esa búsqueda de la belleza, aún se respira allí.

El diseño y construcción del edificio estuvo a cargo del arquitecto peruano Rafael Freyre, con quien Pía y Virgilio tienen una conexión inmensa, al punto que también le encargaron el diseño de MIL, el restaurante que tienen en el Valle Sagrado.

Kjolle ocupa el segundo piso del edificio, y en él resalta la luminosidad y el colorido. Sus techos son abiertos o están recubiertos con madera y lona clara; los pisos son negros y abundan los ventanales. La mayoría de mesas son de madera (fueron encargadas a los carpinteros de Don Bosco) y resaltan sus tonos naranja, pero también las hay de granito. La vajilla es multicolor, de mucha textura y casi toda de cerámica. El amarillo, el color favorito de Pía, se impone en muchas de estas piezas.

LA CARTA
Sus platos también van por esta ruta. Hoy ella y Virgilio promueven una cocina sostenible, con el uso de ingredientes 100% peruanos. Han logrado esto gracias al trabajo que realizan en Mater Iniciativa, un proyecto de investigación dirigido por Malena Martínez, hermana de Virgilio, en varias comunidades de nuestro país. Gracias a Mater, estas comunidades se convierten en proveedores de Central y Kjolle, y así no solo obtienen precios justos sino conservan su biodiversidad, su rica despensa y su inmensa cultura.

Con estos ingredientes, más los que les provee el mar y productores certificados de carnes y aves, Pía construye un menú sabroso de comer. En sus creaciones tiene por norma no poner más de cuatro ingredientes porque le gusta la simpleza y la elegancia. En ellos se lucen ocas y ollucos, navajas marinas y peces amazónicos, flores andinas y frutas selváticas, granos cusqueños y conchas iqueñas. Sí, cada bocado sabe a Perú.

EL ARTE DE PÍA
Pía es cocinera, pero tiene sensibilidad de artista. Por ello, su alta conciencia estética. Dice que no es de visitar museos y galerías de arte, pero sí viaja mucho y come en los mejores restaurantes del mundo. En ellos, además de aprender de técnicas y de conocer nuevos ingredientes, se empapa de la belleza plástica de las presentaciones de los platos de estos lugares. “Mi conciencia estética, más que provenir del arte, proviene de mis viajes”, sintetiza.

Nombrada en 2018 “Mejor Cocinera de América Latina” por la publicación inglesa Restaurant Magazine, que además promueve los famosos 50 Best que elige a los mejores restaurantes del mundo, Pía sigue planteándose nuevos retos: “Abriremos MIL en la selva, para poner en valor y rescatar la despensa amazónica. Seguimos con Ichu en Hong Kong y Lima en Londres, y seguiré viajando por el mundo con mi maleta llena de ingredientes peruanos para dar a conocer a Kjolle y a nuestra despensa, pero este espacio es irrepetible. Está ligado, como yo, totalmente al Perú”.

Contenido patrocinado por: Lexus Logo