ARTE Y DISEñO

Conoce a las artistas peruanas más emblemáticas del siglo

Conoce a las artistas peruanas más emblemáticas del siglo
Redacción ContentLab
Lunes 26 de agosto del 2019

La mujer peruana ha tenido que ganarse a pulso un lugar en nuestra sociedad. Muchas veces creemos que su lucha ha sido menos dura en el ámbito cultural, aparentemente menos conservador. Sin embargo, también allí han tenido que batallar para ser reconocidas y valoradas.

Lo bueno es que su talento y esfuerzo se impusieron al machismo y condicionamientos sociales y culturales y, gracias a su trabajo, somos un país que se conoce mejor gracias a sus creaciones.

HISTÓRICA SELECCIÓN
Para seleccionar a las principales artistas peruanas del siglo XX, y algunas de nuestros días, recurrimos a la artista y curadora Susana Torres y a la gestora cultural Marilú Ponte.

Su selección, nos explican Torres y Ponte, es básicamente histórica. La selección de Torres cubre el siglo XX hasta los años 80, pues cree que la mayoría de artistas posteriores, y vivas, aún tienen mucho por aportar y desarrollar. La de Ponte llega hasta nuestros días.

LAS PIONERAS
La lista de Torres empieza con las Hermanas Izcue, Elena y Victoria. “Juntas crean el libro ‘El arte peruano en la escuela’, un manual cuyo valor estuvo en difundir, dentro y fuera del Perú, diseños estéticos propios de nuestra cultura. Fueron muy modernas para su momento.

Luego nombra a Julia Codesido, pintora que, desde el indigenismo, “logra desarrollar escenas incluso intimistas. Es una artista completa que interviene en la vida cultural y social peruana. Por ejemplo, forma el Fondo Museográfico de Arte y Artesanía Popular. Se vincula con los intelectuales de vanguardia y diseñó la carátula del libro ‘7 ensayos de interpretación de la realidad peruana’, de Mariátegui”.

La selección de Torres prosigue con Cota Carvallo, “artista completa que no solo destacó en la plástica sino también en el periodismo, en la literatura, la poesía, el teatro, la caricatura y la música”. Empezó en el indigenismo, pero luego se sumerge en el surrealismo y el expresionismo.

Carmen Saco fue una “escultora, pintora, ceramista y grabadora discípula de Auguste Rodin y José de la Solana. Su obra no es tan conocida, pero su vida estuvo muy ligada al arte, la política y lo social. Escribió crítica de arte, algo inusual para las mujeres de entonces, y colaboró en Amauta. Fue precursora del feminismo y defensora de los derechos de la mujer, el proletariado y los presos políticos”.

“La obra de Gloria Gómez-Sánchez es indispensable”, afirma Susana. Siempre experimental, realiza obras con tendencia de vanguardia. Además, es informalista, realiza instalaciones con sonido y luces, happening y más. Incluso se la ve como una neodadaista. Es una artista conceptual con una mirada feminista y mucho sentido del humor”.

CONSOLIDACIÓN FEMENINA
Torres y Ponte coinciden en señalar a Tilsa Tsuchiya como una destacadísima artista peruana que marcó el siglo XX. Ambas destacan su carga figurativa en una escena que, por entonces, priorizaba lo abstracto. También ponen de relieve su calidad de mestiza, hija de un migrante japonés y una peruana descendiente de chinos. “Tilsa crea una mitología que, aunque inspirada en lo precolombino y en lo asiático, pronto se convierte en personal, cargada de erotismo”.

Otra vez, Ponte y Torres coinciden en destacar la relevancia de Teresa Burga, “una artista conceptual no objetualista. Es precursora del arte tecnológico y multimedia”. Feminista y multidisciplinaria, “analiza a la mujer peruana desde lo afectivo, lo psicológico, lo social, lo sexual, lo cultural, lo religioso”, nos explica Torres.

Torres y Ponte prosiguen con Lika Mutal. “Gran escultora, profunda y bastante espiritual, destaca su trabajo en piedra”, nos dice Ponte. Torres profundiza y agrega: “Mutal convertía sus esculturas en seres vivos”.

Johanna Hamann es otra artista fundamental. Su obra aborda el tema de la humanidad, y el cuerpo, sobre todo el femenino. “Sus esculturas de vientres vacíos o niños completados por la imaginación o el desgarro son icónicas”, explica Torres.

“María Luy fue conocida por ser parte del colectivo EPS Huayco y es autora del famoso grabado ‘Oh Cultura’, que forma parte de la Carpeta ‘Arte al Paso’”. Su obra nunca se desligó de la cotidianidad y su entorno. Fue transgresora y radical, pues fundió su arte y su vida hasta desaparecer. “Hoy tiene una librería en Suiza, donde sigue haciendo arte”, explica Torres.

Esther Vainstein es autodidacta. “Trabaja con y desde el paisaje, entrelazando la geografía ancestral con su historia personal. No duda en usar el dibujo interminable o el video, la pintura o la escultura para expresarse”, nos ilustra Susana.

ARTISTAS CONTEMPORÁNEAS
De las artistas peruanas que siguen creando, Ponte señala que tienen un lugar relevante las pintoras Luz Letts (humanidad y desgarro), Claudia Coca (mestizaje), Natalia Iguiñiz (denuncia social), Sandra Gamarra (la importancia del arte en nuestros días).

En el campo de la escultura menciona a Alina Canziani y Rocío Rodrigo. En la fotografía considera fundamental la obra de Luz María Bedoya. También menciona a artistas de origen indígena como Olinda Silvano (shipibo-konibo) y Venuca Evanan (Sarhua) y las videoperformances de Elena Tejada. Del mismo modo, valora la multiplicidad de la propia Susana Torres.

Como vemos, el arte hecho por la mujer peruana no solo ha sido relevante como materia estética, sino, sobre todo, para construirnos como país.

 

Fotos: Claudia Coca

Contenido patrocinado por: Lexus Logo