Tres escenarios económicos sobre el coronavirus
ZONA HABITAT

Tres escenarios económicos sobre el coronavirus

Redacción ContentLab
Jueves 19 de marzo del 2020

Tres escenarios económicos sobre el coronavirus

En medio de la fuerte expansión del coronavirus fuera de China, el pánico generalizado se está apoderando de las poblaciones y de los mercados financieros. En China, el control de la propagación ha sido asombroso: de los 81 mil contagiados, el 76% se encuentra totalmente fuera de peligro. La tasa de propagación, que llegó a ser de 15 mil personas por día, ha caído a solo 19 por día, con una clara tendencia a desaparecer. 

Las acciones de China para contener el virus fueron altamente efectivas, pues el país cuenta con una gran capacidad de organización y una estructura política autoritaria que le permite dominar por completo la movilidad de gente, factores que difícilmente puedan replicarse en otros países. Si bien la mortalidad del COVID-19 es mucho menor a la de otros virus que generaron emergencias sanitarias (SARS, ébola, gripe aviar, etc.), el pánico suscitado se está trasladando a la economía real. 

Dada su rápida expansión y la incertidumbre sobre su contención fuera de China, es muy difícil estimar el impacto económico en el mundo. Ante ello, se podrían barajar tres escenarios:

1. El más optimista, y a la vez menos probable, es que se descubra una vacuna en el corto plazo. En este escenario, el impacto en el crecimiento sería de -0,2% en el año, el cual podría estar englobado en un trimestre y, luego de ello, ver una rápida recuperación de la economía y de los mercados financieros.

2. El menos optimista, pero más probable, es que los gobiernos de los países tomen medidas extremas para controlar la propagación del virus, como cerrar ciudades y restringir el tránsito. Esta medida sería muy efectiva, aunque generaría un impacto adverso en el corto plazo, pues implicaría una caída importante en el consumo, desabastecimientos y quiebre de la cadena productiva. El impacto en el crecimiento sería de -2,5% en el año. Pero, como señalé previamente, dudo que otros países puedan lograr resultados exitosos en tan poco tiempo, como lo hizo China.

3. El tercer escenario nos enfrenta a la idea de que el mundo aprenda a convivir con el COVID-19, un virus cuya tasa de mortalidad es de 3,6%, según la información que hoy se maneja. En el caso de personas sanas de menos de 50 años, la mortalidad se reduce a 0,4%. Por el momento, sin embargo, es difícil que baje la histeria colectiva magnificada por la desinformación, principalmente de las redes sociales.

Adicionalmente, los estímulos económicos de los gobiernos podrían contrarrestar en algo los estragos en la economía. En EE.UU. ya está en marcha un plan de US$8,3 mil millones con potencial de un estímulo fiscal mucho más significativo, junto con un estímulo monetario que se traduce en una tasa de interés de 10 años en 0,7%. China ya anunció un paquete fiscal de US$10 mil millones, disminuyó la tasa de interés de préstamos para reactivar la economía e inyectó US$21 mil millones en estímulos monetarios.

EL IMPACTO EN LOS FONDOS DE PENSIONES
En las últimas semanas, debido a la propagación del coronavirus, los gobiernos del mundo se han visto obligados a tomar medidas preventivas como cuarentenas generalizadas, provocando impactos en la economía en el corto plazo y aumentando la volatilidad de los fondos de pensiones. Sin embargo, esto no es necesariamente negativo, ya que en momentos de crisis el mercado también presenta oportunidades de inversión a largo plazo.

A lo largo de estos años se han presentado diversas crisis por propagación de virus que han afectado negativamente la rentabilidad de los fondos. No obstante, estos siempre se han recuperado. Pasó con el SARS (2003), la gripe aviar (2005), la gripe porcina (2009), el MERS (2012), el Ébola (2014) y el Zika (2016). Precisamente, AFP Habitat invierte con un enfoque en el largo plazo. Contamos con un equipo de inversiones altamente preparado para afrontar situaciones de riesgo como esta.

Además, nuestras inversiones son diversificadas. Es decir, se efectúan en diferentes instrumentos, monedas y países. Así mismo, las inversiones que realizamos son a largo plazo, con miras a la jubilación de nuestros afiliados, es por ello que para evaluar los resultados de rentabilidad es importante tomar periodos extensos, como mínimo de 12 meses.

Por Diego Marrero, Gerente de Inversiones de Habitat

ESPACIO PATROCINADO POR AFP HABITAT