La Inteligencia Artificial y el mundo bursátil hacen ‘match’
INVERSIONES

La Inteligencia Artificial y el mundo bursátil hacen ‘match’

Redacción ContentLab
Miércoles 27 de noviembre del 2019

La Inteligencia Artificial y el mundo bursátil hacen ‘match’

Pánico y euforia: dos emociones frecuentes en el mundo bursátil, podrían cada vez reducir más su presencia en la toma de decisiones en los mercados. Igualmente, las engañosas corazonadas deberán ceder terreno a los algoritmos que desarrolla la Inteligencia Artificial (AI) en el proceso de invertir y medir el riesgo en las bolsas de valores del mundo. ¿Por qué?

Aunque aún no es una herramienta que se haya masificado, lo que ya se conoce de inversión automatizada, basada en IA, es que su porcentaje de acierto es cada vez más elevado, comparada con la inmensa mayoría de asesores bursátiles humanos. Por ejemplo, el algoritmo de ‘I Know First’, empresa de tecnología financiera con sede en Israel, ha podido pronosticar el movimiento del índice S&P 500 con una precisión de hasta el 79%, según un informe de evaluación emitido por la compañía el pasado 15 de julio.

Este algoritmo genera predicciones diarias del mercado para la compra y venta de acciones, materias primas, ETF, tasas de interés, divisas e índices mundiales para los horizontes temporales a corto, mediano y largo plazo. Este tipo de herramientas permiten, en la práctica, tener más opciones de ser el primero en negociar lo que se traducirá en más dinero, “con el añadido de que ahora la velocidad será absolutamente determinante para arrojar beneficios o pérdidas en cada operación”, explica un artículo sobre el tema publicado en el blog El Salmón, especializado en finanzas, del pasado mes de agosto.

Sobre este punto, Bruno Bellido, coordinador del Laboratorio de Mercado de Capitales de la Universidad de Lima, comenta que ya en la actualidad el ‘timing’ puede jugar a nuestro favor a la hora de hacer una transacción exitosa. Si uno observa la Bolsa de Valores de Nueva York, una de las más grandes del mundo, un gran número de compradores y ofertantes deben decidir sus movidas en milésimas de segundo, lo que es posible hoy de la mano de la AI.

“Por ejemplo, la acción de la minera Buenaventura vale US$15 en la bolsa de Nueva York; alguien quiere comprarla a US$14,99 en la propuesta de compra y alguien quiere venderla a US$15,02. Entonces, las máquinas de gran tecnología procesan hoy a velocidades increíbles las propuestas de compra y venta que comprenden grandes volúmenes de dinero. Hacen la propuesta de compra e inmediatamente la venden. Esa rapidez para ganarle al que quiere comprar y vender al inversionista interesado, es producto del uso de inteligencia artificial. Es una velocidad impresionante”, comenta Bellido.

LA MENTE HUMANA
Actualmente, la AI está acompañando las grandes operaciones bursátiles de derivados, acciones, renta fija y rentas variables. Sin embargo, a Bellido no le queda duda que esto se irá masificando y será utilizada por inversores que manejan montos más modestos; incluso no descarta que atraerá a las personas no familiarizadas con el mercado bursátil, pues en la actualidad puede ser muy complejo darles seguimiento a todos los factores detrás de la formación de los precios de los activos y acciones. “Será menos complicado el proceso, permitirá mejores oportunidades de inversión y minimizará el riesgo”, explica.

En el blog de El Salmón se destaca que estos algoritmos contribuirían a mejorar la formación de precios y a que el mercado funcione mejor: “La AI no solo operará en el mercado, será parte del mercado con un peso importante y con una gran capacidad de influencia sobre el futuro devenir de los índices y acciones. Estamos asistiendo al nacimiento de una nueva era también en el mundo de la inversión”, agrega.

“Va a ser posible predecir el comportamiento de las acciones en la bolsa y realizar evaluaciones de riesgos financieros y de clientes, todo para mitigar los factores de riesgo”, explica Gustavo Parés Arce, director de la empresa mexicana de AI Nearshore Delivery Solutions, en declaraciones al blog Fund Society.

Sin embargo, ¿todo se puede delegar a un algoritmo y dejar de lado la capacidad humana? “El error humano es dejarse llevar por la euforia o el pánico, pero esto asumiendo unas condiciones (más o menos) normales. En escenarios de volatilidad no apta para cardíacos y de cisnes negros (sucesos sorpresivos y de gran impacto), si bien muchos inversores pueden seguir cayendo presa de esas poco rentables pasiones, ahí es el momento en el que el valor de un gestor maduro, profesional y con experiencia vale literalmente su peso en oro, siendo el momento en el que debe tomar el timón”, señala el blog El Salmón, destacando la habilidad humana.

Efectivamente, como toda tecnología, esta es una herramienta. Y será la persona la que finalmente decidirá si es hora de hacerle caso a un algoritmo o de basarse en su experiencia. O, mejor aún, utilizar la AI para potenciar su capacidad de análisis.

ESPACIO PATROCINADO POR AFP HABITAT