6 claves para innovar y hacerse fuertes en esta crisis mundial
INNOVACIÓN

6 claves para innovar y hacerse fuertes en esta crisis mundial

Redacción ContentLab
Lunes 20 de abril del 2020

6 claves para innovar y hacerse fuertes en esta crisis mundial

Hoy, mientras siguen incrementándose los casos de coronavirus en el mundo, los líderes empresariales enfrentan escenarios que hasta hace menos de un semestre nadie imaginaba. Desde la caída de las ventas o el rompimiento de sus cadenas de suministro, hasta el mantenimiento de la salud de sus colaboradores o la incertidumbre de si podrán volver a sentarse en una misma oficina o tienda física, los retos que enfrentan las empresas no son pocos ni simples. 

¿Qué hacer? A decir de Larry Clark, Director Gerente de Soluciones de Aprendizaje Global en Harvard Business Publishing, la innovación es la respuesta. 

“Las crisis nos presentan condiciones únicas que permiten a los innovadores pensar y moverse con mayor libertad para crear un cambio rápido e impactante. Estas condiciones nos brindan la oportunidad de hacer nuestro mejor esfuerzo para ayudar y para que nuestros equipos hagan su trabajo más innovador al servicio de nuestras organizaciones”, explica Clark en su columna “Innovation in a Time of Crisis”. Clark relata cómo empresas de diversa índole —desde cerveceras hasta fabricantes de vehículos— han transformado rápidamente sus líneas de producción para elaborar productos con alta demanda como alcohol en gel, mascarillas, respiradores artificiales o equipos médicos.

Son precisamente las circunstancias de crisis las que nos llevan a pensar fuera de la caja con desesperación y urgencia, para encontrar formas nuevas y creativas de seguir siendo relevantes para nuestros consumidores y seguir fabricando los productos y servicios que nos permitan tener un espacio en el mercado. 

Pero, ¿qué ocurre cuando requerimos de ideas innovadoras más allá de circunstancias de crisis? ¿Qué pasa si no tenemos la rapidez de las empresas que poseen una cultura de permanente innovación en el tiempo, aquellas que innovan en periodos de crisis como en momentos de bonanzas y liderazgo del mercado?

Esa es precisamente la respuesta que buscó ofrecer Higini Moré Domingo, Country Manager de Ideafoster Perú, empresa que forma parte del portafolio de la empresa de transformación digital Canvia, ejecutando proyectos de innovación en los cinco continentes. Después de muchos años trabajando en diferentes industrias, Moré Domingo ha identificado seis aspectos comunes en organizaciones que innovan, aunque en algunos casos no se cuente con una cultura de la innovación permanente.

1. Consigue un “partner in crime”
Las grandes empresas, aunque tengan muchos recursos y capacidades, necesitan de terceros para llevar a cabo ciertas actividades relacionadas a la innovación. Si bien existe el concepto de organización ambidiestra, que se estructura para promover células independientes y ágiles, lo más común es que no lo logren. Por esa razón, se requiere de terceros para ejecutar acciones que se salten nuestra propia burocracia para alcanzar los resultados que esperamos. 

Este “partner in crime” no solo nos podrá ayudar a generar ideas, sino incluso a acceder al networking apropiado de startups y proveedores que aceleren la innovación.

2. No le temas al fracaso
Una de las mayores diferencias a nivel de ‘mindset’ entre una empresa madura en términos de innovación versus una que recién empieza radica en que la primera contempla el fracaso en su ecuación como algo natural y necesario para innovar. La segunda, en cambio, lo evita a como dé lugar. En ese sentido, las primeras poseen fondos reservados para experimentar, porque el camino a la innovación es incierto y hay que fallar primero para llegar a la meta. Si bien es posible aplicar metodologías para reducir al máximo la incertidumbre, el camino a la innovación debe tener un margen de error significativo.

3. No necesitas todas las herramientas
El escenario ideal es tener una estrategia clara de innovación y estar preparados a nivel de procesos, capacidades y cultura, pero la realidad es que normalmente no sucede así. Por esa razón, muchas organizaciones empiezan ejecutando pequeños proyectos de innovación para fomentar el espíritu emprendedor de los colaboradores y provocar un cambio de cultura hacia lo digital. Gracias a estos equipos, sin las herramientas ni la infraestructura necesaria, se sientan las bases de proyectos que más tarde, con el partner indicado, se pueden convertir en productos y servicios innovadores.

4. Conoce el ecosistema del proveedor
Encontrar a un proveedor de confianza no es fácil, menos aún uno con un ecosistema de startups confiables con las que nos podamos conectar. Los proveedores de innovación con un amplio networking aceleran cualquier proceso de innovación, porque nos conectan de golpe con otras empresas o consultoras especializadas en procesos ágiles y disruptivos. Estas conexiones pueden desbloquear en pocas horas procesos que estaban paralizados. 

5. Los datos son imprescindibles
Para una empresa, disponer de la capacidad de prototipar muy rápido puede servirle para acortar el tiempo de salida a mercado de una idea, producto o servicio. El prototipado rápido de ideas también funciona para alinear el pensamiento y expectativas de diferentes ‘stakeholders’. Hay casos en los que materializar una idea y validarla con el mercado, más allá de llenar post-its o hacer presentaciones, ayuda a evitar conflictos por malentendidos y a sentar unas bases y una dirección en donde todos los involucrados están cómodos y alineados. Por esa razón, mientras haya más y mejor información, probablemente se tomarán mejores decisiones. 

6. Busca ser la vaca morada
A decir de Seth Godin, autor del libro “Purple Cow”, las vacas parecen todas iguales, pero una vaca púrpura es algo que llama la atención; nos obliga a pararnos, a mirar e incluso a maravillarnos. Es algo increíble, emocionante, diferente, algo que nunca se olvida. Y, lo más importante, es parte del producto desde su nacimiento. En ese sentido, más allá de buscar servicios de ideación, prototipado de ideas y/o aplicar ciertas metodologías para acelerar la innovación dentro de la empresa, debemos buscar aquel “partner in crime” que se involucre con nuestro reto, solucionando desafíos del negocio con la máxima dedicación. 

Ahora que sabemos qué necesitamos para innovar, empecemos de una vez. Los escenarios de crisis son los mejores para pensar soluciones únicas y diferentes para construir valor.

ESPACIO PATROCINADO POR AFP HABITAT