Resiliencia: la virtud para trascender en la vida y el trabajo
ESTILO DE VIDA

Resiliencia: la virtud para trascender en la vida y el trabajo

Redacción ContentLab
Viernes 03 de julio del 2020

Resiliencia: la virtud para trascender en la vida y el trabajo

La vida está llena de situaciones adversas que pueden generar ansiedad, incertidumbre, tristeza y cólera, sentimientos que abren paso a una desmotivación que amenaza con impedirnos cumplir nuestras metas. Ante esto, es necesario desarrollar la resiliencia, una virtud que consiste en poder adaptarse a distintas circunstancias, con la confianza de que, pese a las dificultades, es posible salir adelante.

Existen muchos acontecimientos que pueden afectar las emociones: una ruptura amorosa, dificultades económicas, proyectos fracasados, planes truncos, complicaciones en la salud, entre otros. Todas estas situaciones ponen a prueba la resiliencia.

PERSONA RESILIENTE
La resiliencia implica una gran ventaja competitiva para trascender en la vida y el trabajo. Para ello, es necesario trabajar en el desarrollo de algunas características:

Tener inteligencia emocional: es decir, conocer y saber manejar las emociones propias, pero también identificar y comprender las emociones de otros.

Tener un autoconocimiento muy desarrollado: ser conscientes de las capacidades y límites propios, para así poder plantear objetivos realistas.

Ser tolerante y flexible ante los cambios: esto permite afrontar los problemas con mayor confianza y creatividad.

Ser optimista: resulta importante poder ver los obstáculos como oportunidades para aprender y crecer en todo sentido.

Sentirse dueño del destino: esto facilita ganar iniciativa, paciencia y perseverancia para lograr los objetivos.

Saber comunicar inquietudes: de esta forma podremos ser comprendidos y nos sentiremos reconfortados, sin que el ego interfiera.

Rodearse de gente resiliente: así será más sencillo cumplir proyectos en común y fortalecer nuestra propia resiliencia.

El cultivo de la resiliencia es un trabajo en el que se avanza paso a paso, por lo que requiere compromiso y tiempo. Conocer nuestros límites nos permitirá explorar las capacidades propias, para plantear metas que sean retadoras y, a la vez, realistas.

Recuerda celebrar tus triunfos, por más pequeños que sean, pues así fortalecerás tu autoestima y te motivarás para apuntar a nuevos objetivos, sin rendirte ante las dificultades que puedan surgir. Y si tienes un tropiezo, saca lecciones de tus errores y los de quienes te rodean, para prevenir problemas en el futuro y convertirte en una persona optimista ante las adversidades.

5 VENTAJAS LABORALES
La resiliencia es una capacidad que se refleja tanto en la vida privada como en los espacios laborales, donde puede darte grandes beneficios:

1. Favorece un mejor control de las reacciones negativas ante momentos de frustración, alta presión o conflictos con jefes, compañeros o clientes.

2. Permite que los problemas que se generan habitualmente no afecten tu productividad en la oficina. Por el contrario, los tomarás como desafíos.

3. Te anticiparás a los problemas, gracias a tu capacidad para adaptarte con facilidad y superar dificultades.

4. Desarrollarás empatía y constancia para resolver problemas y conseguir un buen ambiente laboral, donde el equipo aprenda y mejore incluso en situaciones adversas.

5. Si tienes la mala suerte de quedar desempleado, la resiliencia será un motor para reinventarte, adquirir nuevas habilidades y evaluar opciones que antes no tomabas en cuenta, como emprender un negocio propio.

La resiliencia es una virtud fundamental para crecer a nivel profesional y personal. Recuerda que cada día es una nueva oportunidad para avanzar hacia el objetivo de ser una persona resiliente, y nunca es tarde para empezar a trabajar en ello. ¡Ánimo!

ESPACIO PATROCINADO POR AFP HABITAT