7 consejos para una vida saludable en la
ESTILO DE VIDA

7 consejos para una vida saludable en la "nueva normalidad"

Redacción ContentLab
Viernes 22 de mayo del 2020

7 consejos para una vida saludable en la "nueva normalidad"

El periodo post cuarentena, que ya muchos han bautizado como la “nueva normalidad”, estará caracterizado por acciones que ya se están convirtiendo en costumbre: mantener uno o dos metros de distancia entre personas, autoaislarse, usar mascarilla y lavarse las manos con jabón o alcohol en gel. Si hoy lo hacemos solo por prevención, en breve serán hábitos que formarán parte de nuestras vidas.

Sin duda, una de las lecciones que nos deja el coronavirus es el valor de la salud. Para comenzar, porque las personas más vulnerables a padecer los peores efectos del virus, incluyendo la muerte, son aquellas con enfermedades preexistentes, usualmente asociadas a problemas o falta del control del peso. En México, por ejemplo, 7 de cada 10 muertos por COVID-19 tenían diabetes, hipertensión y obesidad, según el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Para este periodo de “nueva normalidad”, las políticas de distanciamiento social, tanto a nivel público como privado, serán claves para evitar riesgos en la salud. De hecho, desde el año 2018, se probó la efectividad de estas medidas para mitigar la propagación de virus en espacios de trabajo. A decir del estudio “Effectiveness of workplace social distancing measures in reducing influenza transmission”, la reducción del contacto entre trabajadores en centros de labores redujo en 23% la transmisión de virus gripales como la influenza. 

Pero, para complementar ese esfuerzo, será necesario equilibrar mejor el estilo de vida y fortalecer las defensas del cuerpo. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) invocó recientemente a la población a fortalecer el sistema inmunológico con una alimentación consciente. En ese sentido, el World Economic Forum, en vez de sugerir consumir suplementos que aseguren “estimular el sistema inmunológico”, recomienda ingerir alimentos que generen un alto impacto en el rango y tipo de microbios del intestino.

“La diversidad de microbiomas disminuye a medida que uno envejece, lo que ayuda a explicar por qué la respuesta inmunitaria varía según la edad y por qué es aún más necesario mantener un microbioma saludable durante toda la vida”, se lee en un reciente artículo publicado por el WEF, titulado “Qué es recomendable comer para ayudar a tu sistema inmunológico a luchar contra enfermedades como el COVID-19”. En este artículo se hace referencia a la relación entre la composición del microbioma y la inflamación, características de la respuesta inmune.

BUENAS PRÁCTICAS
A decir de Marissa Epstein, directora del Instituto de Nutrición de la Universidad de Texas, si queremos ayudar a fortalecer nuestro sistema inmune y vivir una vida mejor mientras dure la pandemia, existen siete buenas prácticas que debemos implementar en este periodo de “nueva normalidad”. 

1. Establecer horarios
Tomar descansos y comer cada tres o cuatro horas, según las señales de hambre, comenzando con el desayuno. Agregar una cita en el calendario o configurar una alarma en el smartphone para recordar cuándo tomar un refrigerio y cuándo comer.

2. Comprar sabiamente
La compra de comestibles es clave. Se necesita un plan para entrar y salir lo más rápido posible de los comercios con alimentos que duren hasta el próximo viaje, de preferencia en una semana. Es necesario hacer una lista y equilibrar la compra de verduras, frutas y carbohidratos.

3. Separar la comida del trabajo
En casa, debemos evitar instalar la oficina en un lugar donde la cocina esté a la vista. Es fácil pecar si estamos cerca de la refrigeradora o la despensa. Debemos comer cuando sea hora de comer y trabajar cuando sea hora de trabajar. 

4. Mantenerse hidratado
Tomar un vaso de agua en horas de trabajo es una buena práctica, pero beber agua no es la única forma de hidratarse. Cuando se comen alimentos con alto contenido de agua, como frutas y verduras, el cuerpo se mantiene hidratado por más tiempo.

5. Usar la cafeína estratégicamente
La cafeína es un supresor del apetito, por lo que puede causar deshidratación y enmascarar las señales de hambre. Si no come alimentos mientras bebe café, puede terminar con una caída dramática de energía. 

6. Apoyar el rendimiento del cerebro
Con la energía mental siendo impulsada en diferentes direcciones, es importante nutrir el cerebro para una mejor función cognitiva. Necesitamos incorporar en nuestra dieta carbohidratos complejos y ácidos grasos con Omega 3 (pescados azules, nueces y semillas). 

7. Hacer de las comidas una experiencia compartida
Las comidas caseras tienden a ser más saludables. Es importante reservar un tiempo fuera del trabajo para cocinar con la familia o los compañeros de casa. Si se vive solo, se puede cocinar mientras se hace una videollamada. 

Crear hábitos saludables puede ser un desafío incluso en circunstancias normales, por lo que, hoy, debemos hacer un esfuerzo extra para mejorar nuestra nutrición, subir el ánimo y canalizar la energía adecuadamente, para no caer en el desgano o la depresión. Muchas cosas serán diferentes, es verdad, pero, al mismo tiempo, todo podría ser mejor.

ESPACIO PATROCINADO POR AFP HABITAT