*

41
Smart Business
Finacont

Los softwares contables que facilitan tus finanzas

Según el último informe de Technavio, consultora global en temas de  tecnología, la venta global de software de contabilidad empresarial alcanzará los US$4,1 mil millones en el 2021. Esto significa que este mercado crecerá a una tasa de 6% en promedio por los próximos años. Si bien seguirán destacando las grandes organizaciones, que demandan soluciones globales de contabilidad, con el uso de herramientas tecnológicas que les permitan hacer análisis y prospectivas a futuro sin importar la geografía, el número de colaboradores o sus millones de transacciones diarias serán de las pequeñas y medianas empresas. Estas aplicarán Big Data para simplificar procesos administrativos o automatizar las transacciones. En ese sentido, según Technavio, las empresas de software más exitosas serán capaces de ofrecer productos 100% digitales, con un soporte basado en la nube.

Los softwares contables que facilitan tus finanzas

 

Los softwares para el control de la contabilidad se han convertido en una tecnología fundamental para muchas empresas en el mundo, sobre todo a medida que crece el negocio, que es el momento en el que tener a la mano una solución de contabilidad eficaz se convierte en un elemento crítico para la sostenibilidad misma. En ese sentido, alrededor del mundo, las empresas que producen softwares de contabilidad cumplen con ofrecer soluciones básicas para la administración de las finanzas, en áreas como cuentas por cobrar, cuentas por pagar, contabilidad general, facturación, órdenes de compra y venta, e informes, entre otras. Pero, más allá de la funcionalidad básica, importantes empresas de tecnología, como SAS, Oracle, Microsoft, Salesforce, entre otras, ofrecen características adicionales para ofrecer mayor potencia, flexibilidad y personalización, con el uso de Cloud Computing, Machine Learning o Movility.

 

En América Latina, el Perú se ubica entre los cinco países de habla hispana que más solicitan software de planificación de recursos empresariales, o ERP por sus siglas en inglés, de acuerdo a un estudio de la consultora Evaluando Software, que encuestó a 345 compañías de la región. Se calcula que el 60% de empresas peruanas utilizan algún programa o software para sus operaciones, tanto para resolver procesos específicos o como parte de una solución integral para la gestión de toda la organización. Gracias a estas tecnologías, se genera hasta un 26% más de rentabilidad, gracias a la generación de eficiencias en el desarrollo de procesos internos. En ese sentido, pequeños y medianos empresarios han comprendido que invertir en un software ya no es un lujo sino una necesidad real para el crecimiento y la salud financiera de sus empresas.

 

Prueba de ello es el crecimiento de la industria nacional de desarrollo de software, que crece a tasas muy por encima del dinamismo de la economía. La industria peruana de programas informáticos dedicados a la elaboración de sistemas administrativos contables (ERP) registra un crecimiento de 6%, impulsado por los constantes requerimientos que hace la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat). Esta exige más formalidad de parte de las empresas, sin importar su tamaño, a partir del uso de facturas electrónicas o planillas y libros electrónicos. Este impulso fiscalizador está dinamizando el desarrollo de soluciones contables.

 

No obstante, mientras son muchas las empresas que poseen plataformas tecnológicas potentes, son pocas las firmas que poseen el conocimiento de las normativas tributarias para adaptar la tecnología a la necesidad de las empresas peruanas.

 

Una empresa que viene destacando en el mercado es Finacont. Conoce su historia.

Finacont
Finacont
Jesús Capcha Carbajal

Finacont, en palabras de Jesús Capcha Carbajal, representa la etapa de corporativización del emprendimiento que fundó en 1991, al lado de su hermano, Hernán, que consistió en aplicar la tecnología a los servicios tradicionales de contabilidad. Los Capcha Carbajal, naturales de Huancayo, provienen de una familia de emprendedores. Sus padres, comerciantes de zapatos, introdujeron a sus hijos desde pequeños en el mundo de los negocios, por lo que Jesús, al finalizar su carrera de Contabilidad en la Universidad Nacional del Centro, optó por lo que le resultó lo más natural: abrir su propio estudio de contabilidad. “Nunca tuve jefes”, dice ahora, recordando aquella época. Así nació Contacom Servicios Generales S.R.L., cuyo foco, gracias al aporte de Hernán, egresado de la carrera de ingeniería de sistemas, fue el desarrollo de servicios contables computarizados. En ese camino, conforme el proyecto fue creciendo, ambos hermanos comprendieron la necesidad de desarrollar su propio software, dando paso a su segundo proyecto empresarial: Contasis S.A.C., empresa de software para automatizar procesos y ser más eficientes.

Se trataba de un producto dirigido a micro y pequeñas empresas, que pagaban alrededor de US$150 anuales por el uso del software, y un pago equivalente al 30% del costo por cada año de renovación. Pero, tras una década ofreciendo en Huancayo productos cada vez más integrales en el campo del ERP para empresas, consideraron que tenían entre manos una solución tecnológica que les permitiría abrirse paso en el competitivo mercado limeño, a través del segmento de las grandes empresas. Así, en el año 2005, tras solicitar un préstamo de US$20,000, Jesús se mudó a Lima con tres personas más, para abrir una pequeña oficina en San Borja. Colocando avisos en periódicos y ofreciendo soluciones tecnológicas contables puerta a puerta, obtuvo su primer cliente, una empresa de origen noruego, a la que por casualidad se le olvidó decir que el producto era de origen peruano. “Nadie creía que podía haber software peruano, había desconfianza, pero pronto pasó esa etapa y la gente comprendió que era una tecnología de calidad”, dice Jesús.

CRECIMIENTO EXPONENCIAL

En su primer año en Lima, la empresa de los Capcha facturó alrededor de US$5,000. Hoy, después de 12 años en el mercado, generan ventas por un millón y medio de dólares. El equipo, liderado por Jesús, está compuesto por cerca de 65 personas, que brindan soporte a más de 3,000 clientes, que poseen alrededor de 11,000 usuarios inscritos. En Huancayo, bajo el liderazgo de Hernán,  está el equipo de desarrollo tecnológico, integrado por alrededor de 15 personas. El año pasado, como muchos clientes empezaron a solicitar información prospectiva, no solo para tener el registro actualizado de las finanzas, sino para proyectar cifras a futuro, Jesús y Hernán buscaron la forma de añadirle valor a su tecnología. Sin embargo, como no tenían ni el tiempo ni los recursos para desarrollar sus propias herramientas de Cloud Computing, Machine Learning o Inteligencia Artificial, se convirtieron en socios estratégicos de SAS Software, una de las empresas de tecnología y desarrollo de software ERP más importantes del planeta.

De esa forma, SAS ponía la tecnología y los hermanos Capcha su conocimiento del mercado. “Tenemos 3,000 clientes en casi todos los rubros, lo que nos permite conocer cómo opera cada sector y qué necesita en términos de contabilidad”, explica Jesús, señalando la ventaja que posee versus otras grandes empresas de soluciones: conocimiento del mercado. Bajo ese enfoque nació Finacont Crop en 2016, empresa que brinda servicios no solo de contabilidad sino de transformación digital.

A la fecha, Jesús calcula que Finacont ha atendido al 80% de las más grandes empresas públicas del país. Según sus cálculos, un cliente pequeño representa US$1,000 en ingresos al año, mientras que uno mediano unos US$5,000. Pero son las grandes empresas, que representan el 10% de su portafolio, quienes generan ingresos por US$80,000 o US$100,000 al año. Si bien Jesús reconoce que se generan muchas ventas, un tema complejo fue definir márgenes de ganancia, que suman entre 10% y 12%. Su objetivo es digitalizar 100% sus productos, para de esa forma ser más eficientes y generar mayores retornos.

Calculan que este 2018 crecerán en ventas en promedio un 15%, principalmente en el segmento de grandes empresas, donde esperan crecer un 30%. Hoy, su foco está en la transformación digital de las empresas, ofreciendo un servicio integral, que empieza con un proceso de capacitación que incide en hacerles entender a sus clientes que deben definir un nuevo modelo de negocio, para más tarde montar las herramientas de Tecnologías de la Información (TI), y no al revés. Porque como los hermanos saben, la transformación digital, antes que un tema de tecnología, es un cambio de estado mental. Y ellos, desde su natal Huancayo hasta Lima, y de Lima al resto de América Latina, lo tuvieron claro desde el primer día.

 

✎ Escribe: Luis Felipe Gamarra
✽ Fotos: Omar Lucas