Compra de Whole Foods por Amazon presiona a supermercados

Fresh Market está expuesto particularmente a la mayor competencia, porque comparte el tema clave de Whole Foods : las frutas y verduras orgánicas y los productos gourmet.

Compra de Whole Foods por Amazon presiona a supermercados
Compra de Whole Foods por Amazon presiona a supermercados

Bloomberg.- Poco más de un mes después de que Amazon.com Inc. devorara a Whole Foods, la consolidación del sector estadounidense de comestibles se pone cada vez más compleja.

La última señal de problemas: el gigante de la inversión de capital privado Apollo Global Management lanzó recientemente un salvavidas de US$50 millones a Fresh Market, la cadena de alta gama que está en dificultades y que sacó de bolsa hace apenas 17 meses.

Solo se pondrá peor a partir de aquí, dicen los analistas. Bajo el control de Amazon, Whole Foods ha estado reduciendo los precios de productos emblemáticos, como los aguacates o la col rizada orgánicos, un presagio de las guerras de precios que se avecinan.

Entre los más vulnerables están las pequeñas cadenas regionales que enfrentaban una feroz competencia, incluso antes de que apareciera Amazon.

“La cantidad de presión que el acuerdo de Amazon y Whole Foods puso sobre el sector de alimentos va a ser muy significativa, y las repercusiones completas solo se verán con el tiempo”, dijo Antony Karabus, máximo ejecutivo de HRC Retail Advisory, consultora dedicada a la mejora del rendimiento y la recuperación minorista.

Eso es porque el fundador de Amazon, Jeff Bezos, en realidad nunca se ha preocupado mucho por los márgenes de ganancia, mientras que las tiendas de comestibles de la vieja escuela viven o mueren por ellos. Espere que Amazon siga presionando y presionando.

Fresh Market parece un estudio de caso en la atribulada economía del negocio de los alimentos. Cuando Apollo compró la cadena, por cerca de US$ 1,400 millones, la firma de capital privado venía registrando éxitos dentro de la industria.

Apollo obtuvo alrededor de US$ 2,000 millones con la venta de Sprouts Farmers Market y antes de eso, obtuvo una ganancia por su participación en Smart & Final Stores Inc., una cadena de supermercados económicos.

Eso era entonces. Hoy en día el negocio se enfrenta a la ola más profunda de deflación de precios de los alimentos en 60 años. Los precios bajos son fantásticos para los consumidores, pero malos para las cadenas de tiendas de alimentos.

A nivel nacional, los precios de los alimentos subieron en julio por primera vez en 19 meses, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, pero el aumento, de solo 0.3%, apenas es suficiente para compensar el terreno perdido.

Y para aumentar la presión, Kroger Co. y Wal-Mart Stores Inc. -dos de las mayores compañías de ventas de alimentos en EE.UU.- están tratando de mantener bajos los precios para defenderse de las firmas alemanas de descuento Aldi y Lidl.

Fresh Market está expuesto particularmente a la mayor competencia, porque comparte el tema clave de Whole Foods: las frutas y verduras orgánicas y los productos gourmet.

Crisis de identidad
“Tenían una crisis de identidad y yo creo que esperaban que Apollo resolviera eso”, dijo sobre Fresh Market Jennifer Bartashus, analista de Bloomberg Intelligence.

Apolo no quiso efectuar comentarios.

El estrés del sector resulta evidente en los mercados de crédito, donde los bonos de Fresh Market han sido golpeados. Apollo inyectó casi US$ 525 millones al momento de la compra.

Desde entonces, los US$ 800 millones de dólares en bonos prioritarios al 9.75% de la cadena han caído 35 centavos de dólar para negociarse en 64 centavos de dólar. Los precios actuales sugieren que la compañía tiene poco valor patrimonial.

Mientras tanto, rivales como Tops Friendly Markets y Bi-Lo Holdings, cadena propiedad de la firma de capital privado Lone Star Global Adquisitions, también han registrado fuertes caídas.

Un grupo de acreedores de Bi-Lo recientemente contrató asesores legales a fin de prepararse para una posible reestructuración de casi US$ 1,000 millones en deuda de la compañía.

Daño por el huracán
Y por si todo esto no fuera suficiente, el huracán Irma golpeó a Bi-Lo y Fresh Market. Más de la mitad de las cerca de 180 tiendas de Fresh Market, incluidas 42 en Florida, están en estados azotados por la tormenta.

Un reciente informe de investigación de Goldman Sachs sugirió que el daño forzó a la compañía a reducir las remodelaciones y puede haber impulsado el crédito de Apollo.

Apollo es reconocida por tratar de salvaguardar sus inversiones, a veces a expensas de otros titulares de deuda. Sin embargo, su reciente préstamo a Fresh Market es inusual: el crédito de US$50 millones, sin garantía, es deuda subordinada a toda la demás deuda de Fresh Market y paga un 6% efectivo.

La minorista Restoration Hardware pagó un cupón del 9.5% en julio sobre un préstamo garantizado también proporcionado por Apollo.

Eso pone de manifiesto el problema en Fresh Market, dicen los analistas.

“La empresa necesita capital de trabajo y Apollo necesita mantenerla viva para preservar su capital”, dijo Mark Kaufman, analista sénior de deuda en problemas de la corredora Ramírez & Co.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

MillennialsPamela Romero Wilson

Ximena Delgado: "Lo más emocionante es ver c...

Termómetro para el desarrolloBanco Mundial

Movilidad en América Latina: mejor que sus p...

Humor S.A.Jaime Herrera

¿Perú, de qué raza eres?

Herejías EconómicasGermán Alarco

Estrategia minera equivocada

El Vino de la Semana

El Lado B: Massala restaurante

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO