¿Cómo crear una marca y una estrategia de negocio bajo los parámetros del diseño?

El socio y fundador de Rrebrand, Alejandro Castillo, explica la metodología del Árbol Estratégico y la utilización del diseño en la reorganización de una empresa. “Emprendemos a partir de lo que somos”, puntualiza.

A través de la metodología de aproximación al diseño, es posible dar origen a la creación o reorganización de una empresa. Para ello, resulta fundamental las fases de investigación, análisis, desarrollo, co-creación y, finalmente, la construcción de un prototipo, explica Alejandro Castillo, socio y fundador de Rrebrand.

Castillo sustenta así la denominada metodología del Árbol Estratégico, en la cual interviene el diseño en sí mismo como una herramienta utilizada para dotar de valor económico a los proyectos de negocios en donde la creatividad e intuición son factores relevantes. “Lo que estamos haciendo (los diseñadores) es aprovechar nuestra capacidad de resolver problemas desde el punto de vista de un objeto”, manifiesta.

De acuerdo al conferencista -quien profundizará hoy y mañana sobre este método en el seminario “Business is Design” organizado por el instituto Toulouse Lautrec-, una de las ventajas de aplicar la referida metodología radica en que el cliente logra comprender que, dentro de un proyecto, los elementos funcionan al mismo ritmo, mas no de una manera lineal. “Es todo a su escala, todas las variables manejadas de forma evolutiva”.

Utilizado cada vez más durante el modelado de negocios, el Árbol Estratégico permite imaginar un emprendimiento de forma global a través de una imagen plástica, intuitiva e inspiradora (el árbol), donde emergen elementos relacionados con dicho emprendimiento.

Es así que el lugar donde se asientan las raíces del árbol es denominado “archivo profundo” y está referido al hecho de que empredemos como somos. “Nadie lanza un emprendimiento sin proyectarse personalmente, eso no existe, mientras más tiempo dediquemos a ver quiénes somos, mejor”, sostiene el fundador de Rrebrand. En efecto, el conjunto de experiencias condicionan la creación y crecimiento de una empresa.

La conexión entre los valores asentados y aspiracionales también es fundamental durante el emprendimiento, detalla Castillo al precisar qué elementos componen la mencionada estructura. En ese sentido, la llamada “visión utópica” es un lugar destinado a los sueños de los empresarios dentro del Árbol Estratégico. “En una escuela de negocios tradicional, no hay lugar para los sueños”, puntualiza.

El especialista recuerda que Steve Jobs -en su discurso en la Universidad de Standford- habló básicamente de su ‘visión utópica’ y de su ‘archivo profundo’, y luego relacionó ambas variables. Sentenció que ello, en el fondo, es una forma muy intuitiva y natural de construir empresa.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Economía para todosCarlos Parodi

Perú vs. Nueva Zelanda

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

Los Meyerowitz: la familia no se elige

Cultura financieraWalter Eyzaguirre

FINANZAS PERSONALES – MITOS Y VERDADES

Inversión e InfraestructuraDirector FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Las Asociaciones Público Privadas: una estra...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO