Módulos Temas Día

En Wall Street acción de Equifax es oro, pero su deuda es basura

Credit Benchmark recopila las evaluaciones de riesgo crediticio de los grandes bancos sobre su exposición a terceros que van desde firmas rivales a deudores institucionales.

En Wall Street acción de Equifax es oro, pero su deuda es basura

Bloomberg.- Los analistas de acciones de Wall Street insisten en que Equifax Inc. se recuperará de sus problemas, pero los bancos que le prestan a la firma de calificación crediticia en problemas adoptan una posición más dura.

En las semanas posteriores a que la compañía revelara una enorme violación de datos de consumidores, algunas entidades crediticias han rebajado su evaluación interna de Equifax a un nivel reservado a deudores de calificación basura.

Se basan en estimaciones privadas de default que seis bancos compartieron con Credit Benchmark, una firma que recopila esos datos de entidades crediticias de forma anónima.

Entre los analistas incluidos en estimaciones de Bloomberg, no hay ni una sola recomendación de "venta" y menos de media docena aconsejan "conservar". Pero el cambio de la evaluación crediticia podría llevar a los bancos a rever sus negocios con Equifax, lo que podría comprender reducir el monto de los préstamos que puedan hacer a la compañía. También podría encarecer los costos crediticios, lo que afectaría las ganancias de Equifax.

"En cuanto se pasa de grado de inversión a alto rendimiento, todo cambia", dijo en una entrevista David Carruthers, jefe de análisis de Credit Benchmark.

"Tiene un efecto colateral e impacta en el volumen de los préstamos que se hacen y en el precio al cual se los hace". No es común ver un desplazamiento tan grande de las estimaciones de riesgo internas en múltiples bancos en tan poco tiempo, agregó Carruthers.

Ines Gutzmer, una portavoz de la compañía, no hizo declaraciones. No se ha sugerido una inminente crisis financiera, y ninguno de los bancos más grandes de los Estados Unidos ha dicho que planee reducir sus negocios con Equifax.

Una caída de las acciones, crecientes investigaciones de entes reguladores e indignación pública han afectado a Equifax luego de un problema de seguridad en la compañía, que tiene sede en Atlanta, el cual derivó en el robo de datos sobre más de 145 millones de personas.

Analistas de la acción estiman que la compañía podría salir de problemas sin sufrir mayores daños.

Pero los datos internos bancarios que toma Credit Benchmark, que tiene sede en Londres, indican que en las entidades crediticias hay indicios de preocupación ante cierta exposición a Equifax.

Credit Benchmark recopila las evaluaciones de riesgo crediticio de los grandes bancos sobre su exposición a terceros que van desde firmas rivales a deudores institucionales. Luego agrupa los datos a los efectos de asignar calificaciones de una escala similar a la que emplean Moody's Investors Service y S&P Global Ratings.

Desde que se reveló el hackeo, los datos de Credit Benchmark indican que Equifax ha perdido su jerarquía de compañía de grado de inversión con escaso riesgo de default. La calificación en la escala de Credit Benchmark era de BBB+ en los dos meses anteriores, en consonancia con la opinión de S&P y Moody's, pero ahora, con BB+, ha bajado tres niveles y ha ingresado en territorio de grado especulativo.

Moody's dijo que el hackeo afectará la reputación de la firma como "custodio de datos del consumidor" para más de 200 millones de personas en EE.UU., pero no espera un daño mayor.

Leer comentarios ( )