Para una empresa como Visanet, la red de medios de pagos electrónicos más grande del país, el mercado peruano es duro. El pobre nivel de bancarización y la predominancia del efectivo hace que los medios de pago alternativos registren bajas tasas de penetración.

En el Perú, solo el 8% de la población realiza pagos usando su tarjeta de crédito o débito. Víctor Gonzáles, gerente comercial de Visanet Perú, no considera esto como un obstáculo sino como un "92% de potencialidades".

¿Cuál es su estrategia para revertir la situación? Apuntar a ganar más plazas al interior del país, cubrir zonas emergentes, dirigirse a las pymes y concretar alianzas con sectores claves como el gastronómico.

"Aproximadamente tenemos más de 83,000 comercios afiliados (…) Tenemos más de 40 rubros o giros diferentes, los principales son los retails, restaurantes, tiendas de ropa, zapaterías, ferreterías y centros médicos. Todavía a nivel nacional tenemos mucho por crecer", afirma Víctor Gonzáles.

Las ciudades que registran mayor penetración de los servicios de Visa son Arequipa, Trujillo, Chiclayo y Cusco. En algunos casos, la velocidad de crecimiento de las provincias es superior a la de Lima. En estos momentos, la capital concentra el 70% de sus clientes y el 30% está en provincias.

"Por cada nuevo comercio afiliado, tenemos 1.3 POS (…) Cuando analizamos la competencia, analizamos al efectivo. La torta todavía es muy pequeña y lo que buscamos es hacer crecer ese universo de afiliados", detalla Gonzáles. Esperan cerrar este año con un número superior a los 90,000 comercios afiliados.