La minería no se contrapone con el desarrollo social y económico en el país, aseguró el jefe del gabinete, . No hay un divorcio recalcó cuando se maneja con el rigor que corresponde en los temas ambientales.

"Lo peor sería dejar por mil o dos mil años, mientras nosotros tenemos la pobreza arriba. Es mejor tener la inteligencia suficiente para articular los elementos y tener un país que sabe desarrollarse con equilibrio social, ambiental y económico".

Para el premier "es bueno" que la minería sea la fuente principal de sus ingresos, y "hay que saber seguirla aprovechando en las mejores condiciones, con un producto que beneficie social y ambientalmente".

"Para eso tenemos la tecnología y los conocimientos dijo. Lo que falta es diseñar políticas que permitan trasladar los beneficios a nuestras poblaciones de la manera más equitativa". Ello en referencia a la urgente reforma del canon y las exoneraciones tributarias (), temas que también abordó en el XXIV seminario anual CIES 2013: "Economía global, minería e inclusión social".