Detroit (Reuters).- Las crecieron un 14% en enero en Estados Unidos, dando inicio al cuarto año consecutivo de la recuperación de la desde las profundidades de la recesión debido a que los consumidores buscan cada vez más reemplazar a sus viejos autos y camiones.

Enero fue el tercer mes consecutivo durante el cual la tasa de ventas anuales de vehículos en se mantuvo por encima de la marca de 15 millones, con un nivel de 15,3 millones el mes pasado, de acuerdo a la firma de investigación de la industria Autodata.

Los resultados indican que las ganancias de la industria continuarán superando en general a la recuperación económica estadounidense en el 2013.

La denominada "demanda contenida" de nuevos vehículos, la mejora en el mercado inmobiliario de y las bajas tasas de interés impulsarán las ventas de vehículos nuevos este año, dijeron ejecutivos y analistas de la industria.

En general, las ventas estuvieron en línea con las expectativas de Wall Street, si bien el desempeño individual de las compañías fue variado. Toyota, y superaron las expectativas, mientras que otras compañías, incluyendo a Honda Motor Co, estuvieron lejos de las previsiones.

Si bien el ritmo actual está por debajo de los volúmenes de ventas estadounidenses previos a la recesión, es muy superior a los 10,4 millones de vehículos nuevos vendidos en Estados Unidos en el 2009. Ese año se registró el nivel de ventas más bajo desde principios de 1980 y llevó a GM y Chrysler Group LLC a la quiebra.

La industria podría crecer hasta un 7 por ciento en el 2013, vaticinó GM. Ford pronosticó un alza de hasta un 8 por ciento, el triple del 2 a 2,5 por ciento de crecimiento que vislumbra para la economía en general.

Camionetas PickupLas camionetas pickup, en particular, superaron el desempeño del mercado en general el mes pasado, ayudadas por una mejoría en el sector inmobiliario de Estados Unidos y compras de las pequeñas empresas, incluyendo panaderías, firmas de catering y plomeros, dijeron los ejecutivos de GM.

El automóvil promedio en la calle tiene más de 11 años de antigüedad, según la consultora automotriz Polk, debido a quelos consumidores demoraron las compras de nuevos vehículos durante la recesión y durante los primeros tiempos de la recuperación económica.

Las ventas de autos y camionetas en Estados Unidos crecieron más de un 13 por ciento, a 14,5 millones en el 2012, y GM pronostica un incremento a entre 15 millones y 15,5 millones para el 2013.

GM, la principal automotriz estadounidense, registró un incremento de un 16 por ciento en sus ventas, mientras que Ford anotó un salto de un 22 por ciento. Las ventas de Toyotacrecieron casi un 27 por ciento. Las tres automotrices, que representan casi la mitad del mercado estadounidense, superaron los pronósticos de Wall Street.

Pero otros, incluyendo a Chrysler, no lograron cumplir las estimaciones. La tercera mayor automotriz estadounidense bajo el control mayoritario de la automotriz italiana Fiat SpA registró la venta de 117.731 autos en enero, 16 por ciento más que el año pasado.

Las ventas de Nissan Motor Co aumentaron un 2 por ciento, y el crecimiento de Honda de un 12,8 por ciento se ubicópor debajo del 20 por ciento proyectado por los analistas.