La venta directa creció por encima de un contexto negativo en el año 2015, manteniendo una expansión de 3.5% con respecto al 2014, lo que representó S/ 3,840 millones en ventas en el país, informó la Cámara Peruana de Venta Directa (Capevedi).

"Este crecimiento nos indica que a pesar de haber vivido un año duro, hay muchos peruanos que ven a la Venta Directa como alternativa de hacer negocio. Comenzamos el 2016 con mucha fuerza y creemos que el crecimiento este año será sostenido", indicó el presidente de Capevedi, José Ramón Hernández.

Los rubros que destacaron debido a su crecimiento y mayor variación con respecto al mismo período del año anterior, fueron artículos del hogar, con una expansión de 18.5% y con ventas por S/ 191 millones.

El segundo sector con mayor crecimiento fue nutrición, con un avance de 9.5% y ventas registradas por S/ 678 millones. Asimismo, el tercer lugar lo obtuvo ropa, accesorios y calzado con un crecimiento de 8.9% y ventas por S/ 292 millones.

Por su parte, el rubro de bienestar corporal logró un crecimiento de 5.6%, consiguiendo ventas por S/ 8 millones. Finalmente, categorías como bijoutería, lencería y cosméticos también registraron crecimiento, generando ventas que representan un total de S/ 2,671 millones MM.

Por otro lado, Capevedi dio a conocer también los resultados de un estudio elaborado en enero del 2016 por Ipsos Public Affairs en materia de venta directa.

El sondeo indica que el 68% de los peruanos alguna vez ha comprado productos de venta directa, en su mayoría mujeres, siendo los productos más comprados aquellos de cosmética, perfumería e higiene, seguidos por joyería, ropa, accesorios y calzado y suplementos alimenticios.

Con relación a las personas que nunca han adquirido un producto por venta directa, el 67% afirma que estaría dispuesto a hacerlo, lo cual demuestra una importante oportunidad de crecimiento para este modelo de negocio.

Dentro de las cuatro principales razones de compra de productos de venta directa, se tiene que un 38% las realizó porque conoce a la persona que ofrece los productos y por las facilidades de pago que ofrece el sistema, el 25% por considerarlos productos de buena calidad y el 24% por sus precios accesibles.