Si bien es cierto que la creció solo 12.3% el año pasado, cuando se analiza el desagregado se aprecia un mayor avance en vehículos más pesados, pese a la postergación de una serie de proyectos productivos, especialmente mineros, a donde se destinan estas unidades.

La Asociación de Representantes Automotrices del Perú () reportó que las ventas de remolcadores o tractocamiones crecierion 40.1% y los camiones pesados se despuntaron en 8.4%, ambas unidades de más de 16 toneladas de peso.

"La ejecución (de los ) hubiera permitido un incremento mucho más importante", aclaró la asociación.

Asimismo, reportó en su balance que las ventas de camiones medianos aumentaron 14.6%, y los camiones ligeros trepó 1.6%.