El Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) y el gobierno regional de Lambayeque acordaron adoptar medidas para mitigar la ausencia de lluvias, como la utilización de aguas subterráneas y la rehabilitación de algunos pozos para atender los requerimientos del agro.

Ello durante una reunión en la sede del gobierno regional en la que también participaron los jefes de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), Jorge Montenegro, del Instituto Nacional de Investigación Agraria (INIA), Arturo Florez y de la Oficina de Enlace y Apoyo Regional, Juan Haro.

"Hemos estado monitoreando la situación de la carencia de lluvias desde un principio y evaluado este caso con el gobierno regional. Sabemos que la situación es crítica de los reservorios de la región que apenas llegan a un 20% de su capacidad de almacenamiento", sostuvo Benites.

Por ese motivo, señaló que se tomaron una serie de acciones con las autoridades del gobierno regional como la aplicación de ciertas restricciones de agua a algunos cultivos, con el propósito de asegurar la provisión del recurso hídrico a fin de atender los requerimientos de la campaña agrícola que se inicia a partir de junio.

"Se van a rehabilitar algunos pozos tubulares que nos permitirán incorporar aguas subterráneas, también la posibilidad de perforar otros para darle sostenibilidad a la campaña. Consideramos también medidas de gestión del recurso hídrico tratando de restringir algunas áreas de cultivos", indicó.

Además, expresó su confianza que con el aporte de los pozos tubulares se pueda paliar los efectos de la falta de agua, hasta que empiecen las lluvias en el norte.

"Tenemos noticias alentadoras que llovió en Talara, también se hizo una medición en el río Chancay y pasamos de siete metros cúbicos a 25, hay señales y tenemos esperanzas que se puedan recuperar las cosas poco a poco", recalcó.

Añadió que los técnicos del Minagri están en la zona para tomar medidas a mediano plazo como el cambio paulatino de los cultivos altamente demandantes de agua, como lo son el la caña de azúcar, y un mejor uso de la tecnología de riego.

El viceministro también inspeccionó el reservorio de Tinajones en Lambayeque para comprobar las reservas de agua, ya que en la zona existe una enorme preocupación por la falta de lluvias.

"Estamos en Tinajones analizando la situación, porque tenemos un nivel muy bajo de agua, es decir hablamos de uno 60 millones de metros cúbicos en este momento, y esperamos que se recupere en los próximos días porque, según el Senamhi, podría registrarse lluvias a final de la semana", sostuvo.