(Bloomberg).- España y Portugal enfrentan la perspectiva de que la Comisión Europea les imponga sanciones por haber sido reiteradamente incapaces de controlar el gasto público.

Funcionarios de la Unión Europea llegaron a la conclusión de que ninguno de los dos gobiernos emprendió una acción efectiva para adherir a las normas de la UE en materia de déficit fiscal, según una persona al tanto de los debates. Es posible que este jueves se conozca el anuncio correspondiente, dijo la persona.

La comisión, que es la rama ejecutiva de la UE, adoptará las medidas "necesarias" muy pronto, dijo el martes a los periodistas el comisionado de asuntos económicos de la UE, Pierre Moscovici, en Estrasburgo. "Estas normas son inteligentes y exigen ser aplicadas de manera inteligente", agregó.

Market News International, que informó antes sobre la acción de la comisión, dijo que Moscovici y el vicepresidente de la Comisión de la UE, Valdis Dombrovskis, anunciarían la decisión el jueves y recomendarían la aplicación de sanciones.

"Es una decisión difícil para la Comisión", dijo Vincenzo Scarpetta, analista de política en el grupo de investigación Open Europe en Londres. "Debe lograr un equilibrio entre garantizar que las normas se consideren creíbles y que se apliquen sin generar turbulencia política ni afectar el crecimiento. No multar a España no caería bien en países como Alemania, pero habitualmente la política termina derribando las normas".

Comunicado de Moscovici."La posición del gobierno es de total oposición a las sanciones", dijo el ministro de Finanzas, Mario Centeno, a una comisión parlamentaria el miércoles en Lisboa. El ministro había reiterado antes que sigue siendo fiel a sus objetivos.

Una portavoz del ministerio de Economía en Madrid también se negó a hacer declaraciones, en tanto una portavoz de la comisión remitió a un comunicado anterior de Moscovici.

Después de no haber alcanzado el objetivo de reducción del déficit por casi un punto porcentual, los funcionarios de Madrid obtuvieron de la comisión un año más para bajar el déficit por debajo de 3%. El ministro de Economía en funciones, Luis De Guindos, dijo en mayo que el déficit debía llegar a 3.6% de la producción para luego caer hasta 2.9% el año próximo.

Interrogado sobre una posible sanción, De Guindos dijo en aquel momento que si bien la comisión tiene el "derecho legal" de multar al país conforme las normas fiscales de la UE, él estaba convencido de que los funcionarios en Bruselas no avanzarían con las sanciones y España en definitiva evitaría una multa.

La comisión debía anunciar una decisión a mediados de mayo, pero pospuso su anuncio. Moscovici dijo a los periodistas en ese momento que "no es el momento adecuado, económico ni político" para castigar a España, que estaba a punto de llevar a cabo su segunda elección en seis meses.