Módulos Temas Día

Unión Europea pone freno a fusiones de empresas de telefonía móvil

Como los mercados nacionales en general están estancados, los operadores europeos se han visto obligados a elaborar nuevos planes para impulsar el crecimiento y apuntalar las ganancias.

(Foto: Reuters)

(Bloomberg) La perspectiva de tres intentos fallidos en unos meses de consolidar mercados de telefonía inalámbrica en Europa está llevando a los operadores a buscar alivio de la encarnizada competencia móvil fuera de las fronteras nacionales e incluso fuera de su sector.

Después de meses de deliberaciones, la Unión Europea está a punto de dar el último paso para impedir la fusión de las divisiones británicas de telefonía móvil de CK Hutchinson Holdings Ltd. y Telefónica SA.

El veto sería el último golpe a la consolidación dentro de algunos de los países más difíciles de la región. La presión de los reguladores de la Unión Europea llevó a que fracasara una operación danesa en setiembre.

El mes pasado, el gobierno francés contribuyó a sentenciar a muerte una transacción que habría llevado a la absorción de uno de los cuatro operadores del país. La Comisión Europea no accedió a efectuar declaraciones sobre la operación británica más allá de decir que tiene plazo hasta el 19 de mayo para dictar su fallo.

Si bien todavía está pendiente en Italia otra de las operaciones llamadas "de cuatro a tres", la comisaria de Competencia de la Unión Europea Margrethe Vestager se prepara para presentar objeciones formales al plan de fusionar las divisiones móviles de Hutchinson y VimpelCom Ltd., dijeron el mes pasado personas con conocimiento del tema.

"Es razonable inferir que la comisión está diciendo 'ni se molesten'", señaló David Cantor, abogado de Telecommunications Law & Strategy en Bruselas.

Los operadores telefónicos sacan la misma conclusión. Dicen que demasiada competencia en un mercado limita las ganancias necesarias para invertir en la actualización de redes. Están recortando sus gastos en infraestructura inalámbrica, lo que reduce las ventas de proveedores como Nokia Oyj.

Como los mercados nacionales en general están estancados, los operadores europeos se han visto obligados a elaborar nuevos planes para impulsar el crecimiento y apuntalar las ganancias: acuerdos transfronterizos, inversiones en regiones de más rápido crecimiento, alianzas con compañías de televisión y emprendimientos en campos nuevos como la banca.

En el mercado interno, buscan crear paquetes de ofertas que unan telefonía y entretenimiento.

"Aun cuando no haya una fusión de cuatro a tres, las oportunidades de otros actores –actores fijos- para unirse a uno de los operadores móviles seguirán existiendo", dijo Gavin Patterson, CEO de uno de esos operadores de líneas fijas, BT Group Plc, que hace poco adquirió la red móvil EE en el Reino Unido.

TelefónicaReducir una deuda de 49,900 millones de euros (US$ 57,000 millones) es un punto prioritario en la lista de tareas de Telefónica, si Vestager bloquea la venta de aproximadamente 10,000 millones de libras (US$ 14,500 millones) de su división O2 con sede en el Reino Unido.

El presidente ejecutivo José María Álvarez Pallete quiere cobrarles más a los grandes consumidores de datos de la compañía por sus planes inalámbricos. La empresa también podría efectuar operaciones de menor envergadura.

La venta de su participación de 2.5% en China Unicom Hong Kong Ltd. podría aportarle US$ 700 millones y hay una tenencia de unos US$ 300 millones en un banco español, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA. Una oferta pública inicial de O2 también es una posibilidad, dijeron personas con conocimiento de la situación.

Telefónica tiene "activos excepcionalmente sólidos" en el Reino Unido, declaró el CEO de O2 Ronan Dunne la semana pasada. Pero también reclamó una reformulación de las normas para facilitar la fusión. Álvarez-Pallete señaló que la compañía tiene preparados planes en caso de que la Unión Europea impida la venta de la división.

"Garantizar que los mercados sean competitivos es clave tanto para fomentar una muy necesaria innovación e inversión en los mercados europeos de telecomunicaciones como para ofrecer precios accesibles a los consumidores. El riesgo es que los consumidores, ya sea trate de una empresa o un ciudadano, tengan menos opciones y precios más altos", dijo Vestager en abril del 2015.

Leer comentarios ( )