Unesco sin Estados Unidos: ¿Cuál es el impacto de la salida?

Barack Obama ya había dado marcha atrás años, con su decisión de congelar esa aportación financiera en respuesta a la entrada en la Unesco de Palestina.

Este jueves consideró que su marcha "es una pérdida para la Unesco, para la familia de Naciones Unidas y para el multilateralismo" en un periodo de enormes desafíos para la paz mundial. (Foto: Reuters)

Esta semana la Casa Blanca anunció la salida de Estados Unidos de la Unesco, y la relación más cercana está centrado en la protección del patrimonio de la humanidad, sobre espacios naturales y culturales.

Sin embargo, la labor de esta agencia dependiente de Naciones Unidas (ONU), que Estados Unidos e Israel decidieron abandonar este jueves, va mucho más allá.

El organismo comenzó a gestarse durante la II Guerra Mundial. En 1942, y a pesar de que aún quedaban unos años para que se acabara el conflicto, los gobiernos de los países europeos que combatían a los nazis y a sus aliados empezaron a pensar en la necesidad de reconstruir sus sistemas educativos de cara a un futuro posguerra.

Entonces, se asentaron las bases de un proyecto que, como recuerda la Unesco en su página web, pronto adquirió una dimensión "universal".

Este jueves, no obstante, su "universalidad" se vio diezmada por los anuncios de Estados Unidos e Israel.

La administración Trump decidió abandonar el organismo por su supuesta tendencia "anti-Israel" y la necesidad de una reforma de la agencia (además de para recortar gastos); una decisión que animó a su socio israelí, el primer ministro Benjamin Netanyahu, a dar el mismo paso.

La salida de Estados Unidos se hará efectiva en diciembre de 2018.

Según detalla la BBC, Estados Unidos, pasó a financiar el 22 % del presupuesto de la Unesco, el país que más aporta, seguido por Japón (9,6 %) y China (7 %).

No obstante, el ex presidente de EE.UU., Barack Obama, ya había dado marcha atrás años, con su decisión de congelar esa aportación financiera en respuesta a la entrada en la Unesco de Palestina como miembro de pleno derecho.

Desde entonces, EE.UU., ha acumulado una deuda de más de US$500 millones con la Unesco.

¿Qué implica la decisión de la Casa Blanca?El corresponsal de la BBC en París, Hugh Schofield, señala que la Unesco, "desesperadamente escasa de fondos y ahora abandonada por la principal potencia mundial, se enfrenta ahora a un momento crucial esta semana con la elección de su nuevo director general".

La votación, que dura tres días y podría durar hasta el viernes, tiene como principales aspirantes a Hamad bin Abdulaziz al Kawari, de Qatar, y Audrey Azoulay, de Francia, por delante del egipcio Moushira Jatab.

Pero el dinero también juega un papel importante en la decisión de Estados Unidos, que citó como argumento la creciente deuda que estaba acumulando con el organismo.

La decisión de Obama de congelar fondos ya supuso un fuerte impacto en las arcas de Unesco, si bien su directora general, Irina Bokova, aseguró que, pese a la congelación de los fondos, en estos años se había profundizado la relación entre Estados Unidos y la Unesco: "Nunca había sido tan fuerte".

Por ello, este jueves consideró que su marcha "es una pérdida para la Unesco, para la familia de Naciones Unidas y para el multilateralismo" en un periodo de enormes desafíos para la paz mundial.

"En el momento en que la lucha contra el extremismo violento pide una inversión renovada en educación y en diálogo intercultural para prevenir el odio, es profundamente lamentable que Estados Unidos se retire de la agencia de Naciones Unidas que se ocupa de estos asuntos", señaló Bokova.

Sus críticas, no obstante, no parece que vayan a hacer cambiar de opinión a la administración Trump, cada vez más alejada del multilateralismo frente a la ascensión de potencias como China.

Leer comentarios ( )

Fotogalerías