Si bien el en nuestro país representa solo el 5% del sector, , presidente de , estimó que para el 2016 deberíamos alcanzar el 8% y en el 2021 representaría entre el 11% y 12%.

"La oferta de lujo en nuestro país puede ser satisfactoria para el turista más exigente del mundo", aseveró. En este sentido, destacó la infraestructura hotelera que viene desarrollándose complementada con servicios de alta calidad como gastronomía, masajes, oxígeno en las habitaciones, bar, entre otros.

En Puno –resaltó- el turista de lujo puede optar por los hoteles Titilaka, Suasi o El Libertador, mientras que en destacan El Palacio Nazarenas, Hotel Monasterio, JW Marriot, Inkaterra La Casona, Casa Cartagena y Andean Wings. En Lima agregó las cadenas , Sheraton, JW Marriot, Los Delfines, Miraflores Park Hotel, entre otros, lideran el sector.

"No tenemos nada que envidiar a los estándares mundiales. Tanto es así que el nivel de ocupación es bastante alto. La infraestructura en nuestro país tiene una alta rentabilidad", destacó.

El empresario acotó que el costo de estadía en este nicho del mercado puede fluctuar entre US$ 200 Y Us$ 400 por día, superior a los US$ 60 diarios de los clásicos destinos de playa.

NaturalezaPero el turismo de lujo no siempre busca comodidad, sino el contacto con la naturaleza.

Canales resaltó que somos el primer país en bird watching. En el 2003 –comentó- convocaron a un especialista israelí para desarrollar el segmento y en dos años el número de visitantes se incrementó de 200 por año a entre 2 mil y 3 mil personas.

"Existen treinta millones de observadores de aves en el mundo. El Perú recibe menos de 5 mil personas. Podemos llegar a incrementar este turismo especializado hasta en 100 mil personas", anotó.