El abogado laboralista advirtió que , que saldría a la luz en las próximas semanas y se discutiría en el Congreso posiblemente el próximo año, incluiría tres medidas que "restarían competitividad a las ".

Primero, indicó, se están limitando los contratos temporales bajo la modalidad de inicio de actividad, cuyo plazo se reducirá de tres años a un año y medio. "Es uno de los pocos mecanismos flexibles que existen para la contratación. Eliminarlo solo aumentará la rigidez", acotó en Canal N.

Para el especialista, se debería promover el empleo formal generando flexibilidad en la contratación y eliminando solo las modalidades de contratos temporales que no sean utilizadas.

El segundo punto –señaló- es el aumento de la indemnización por despidos, que pasaría de doce sueldos, para quienes cumplen 8 años en la empresa, a dieciocho sueldos para trabajadores que tienen 16 años. Es decir, el incremento es de 50%.

"En otros países hay mecanismos para la protección al cese. En Perú, la indemnización por despido arbitrario es el más importante, y es alto en relación a sus pares de la región. Incluso, por ejemplo, en EE.UU. no existe", refirió.

El tercer elemento –señaló- son las huelgas, que tiene un "impacto social y legal". Existe un riesgo real, según Cuzquén, porque no se ha definido si están permitidas las paralizaciones dentro de la empresa, mientras que, según la legislación actual, pueden llevarse a cabo solo fuera del centro de labores.

"La Organización Internacional del Trabajo (OIT) reconoce las huelgas dentro de la empresa. Pero en Perú la es alta y a nivel de negociaciones colectivas todavía no hay un desarrollo de las partes como para generar contextos de confianza que apunten a una paz laboral. Pueden afectarse los bienes y las personas", observó.

Lo buenoSin embargo, el abogado laboralista reconoció que no todo es negativo en la Ley General del Trabajo porque se han desarrollado protecciones a la intimidad. Además, destacó que la norma codificada permitirá difundir los derechos de los empleados.