La empresa (TGP) informó hoy que se han detectado daños al gasoducto que lleva el gas natural de Camisea hacia Lima, ya que se encontró que se había perforado el ducto y se colocaron válvulas y mangueras para la extracción ilegal de hidrocarburos.

Mediante un comunicado, indicó que el 11 de junio TGP informó a las autoridades nacionales sobre una afectación al ducto de líquidos de gas natural en el kilómetro 409 del sistema de transporte que está ubicado en la provincia de Huaytará en la región Huancavelica.

En ese momento, en el lugar se encontró una excavación de regular tamaño por la que se evidenciaba una fuga de líquidos, así como herramientas ajenas a la operación.

Luego de activas inmediatamente el plan de contingencias, se iniciaron los trabajos para derivar el flujo mediante un by pass y el aislamiento del sector afectado del ducto.

Sin embargo, nuevamente se realizó una visita al punto afectado con la presencia de un fiscal y se ha verificado que se había perforado el ducto e intentado colocar válvulas y mangueras para la extracción ilegal de hidrocarburos.

La empresa recordó que una situación similar ocurrió el 11 de octubre del 2012, a la altura del KP 307 (Ayacucho), donde también se perforó el ducto con las mismas intenciones.

"En ambas oportunidades se han realizado las denuncias correspondientes", precisó TGP.

En ese sentido, expresó su "mayor preocupación" por este hecho, ya que pudo ocasionar una rotura, que no sólo pone en serio peligro la integridad de las personas y el medio ambiente sino también puso en riesgo la continuidad del servicio de transporte de líquidos y el suministro de gas.

En la actualidad, el de gas natural de TGP atiende a más del 50% de la generación eléctrica del Perú, además de las industrias, comercios, vehículos y el uso residencial.

"Agradecemos la colaboración de los pobladores vecinos que brindaron información clave para atender con prontitud esta lamentable afectación, al mismo tiempo que invocamos a las autoridades para que se puedan establecer acciones efectivas que impidan que estos graves ataques a instalaciones vitales para el suministro de energía, se sigan repitiendo impunemente", subrayó TGP.