La calidad de la enseñanza en el Perú es una de las mayores preocupaciones actualmente no solo de los padres de familias sino del gobierno, tanto que se han planteado propuestas para una mayor supervisión, pero no solo de las universidades sino también extenderse a los colegios.

Así, el Instituto de Estudios Peruanos (IEP) planteó recientemente, la creación de una superintendencia para los colegios particulares, con el objetivo de velar por la calidad de la enseñanza.

¿Pero qué opinan los expertos?. El ex viceministro de Educación, , consideró que la creación de una superintendencia para colegios no es urgente ni necesaria en estos momentos.

"La creación de una superintendencia para colegios me parece un error, teniendo en cuenta que las escuelas, las universidades e instituciones educativas son empresas similares a las que prestan bienes o servicios", declaró a gestion.pe.

Si bien una reciente encuesta de Pulso Perú arrojó que un 87% está de acuerdo con la creación de una entidad que supervise los niveles de enseñanza en los colegios privados, Vexler indicó que los centros educativos particulares deben ser evaluados con rigurosidad por el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual ().

Asimismo, sostuvo "que aún no se sabe con claridad cómo va a funcionar la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (Sunedu), recientemente creada en el marco de la nueva Ley Universitaria y promulgada el año pasado.

"Nosotros no podemos tomar como modelo algo que todavía no está en funcionamiento", enfatizó.

Por otro lado, manifestó, el problema de la calidad de la educación privada y pública no está solamente en el control o fiscalización; sino en la falta de condiciones adecuadas en infraestructura y equipamiento en los colegios públicos.

"Además, aún no se empodera a los directores de los colegios, para que ellos mismos puedan ejercer el control y la supervisión correspondiente", expresó Vexler, que también fue presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

"En ese sentido, crear una estructura burocrática más, no es que esté mal. El tema es que con ello no se resolverá por completo el problema de la calidad de educación tanto pública como privada", agregó.

Excesiva regulaciónPor su parte, el especialista en temas de educación León Trahtemberg, aseguró que la creación de una superintendencia para colegios representaría una burocracia más, que lejos de incentivar el desarrollo de la educación en centros educativos particulares, se convertiría en otro instrumento de control junto a los otros que ya existen, que terminan desalentando la iniciativa privada.

"La educación privada se encuentra demasiado regulada, y esta excesiva regulación "ahoga" a los colegios. Están demasiado regulados, y regularlos más a través de una nueva superintendencia conllevará a desincentivar las inversiones dentro de la educación privada", agregó.

Mencionó que ya existen autoridades que supervisan la calidad en la educación, entre las que sobresalen el Ministerio de Educación (Minedu), la Municipalidad que hace entrega de la respectiva licencia, y finalmente el Indecopi, que interviene en función de lo que manda la ley.

"Además, las instituciones privadas tienen que actuar de acuerdo al modelo educativo que ellos están ofertándole al público. El colegio solo tiene que comprometerse por cumplir lo que le ofrece a los padres, y el que supervisa ello es Indecopi", concluyó.