La Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria () informó hoy que junto a la (PNP), las Fuerzas Armadas y el Ministerio Público, están intensificando sus acciones de fiscalización de insumos químicos utilizados en la elaboración de drogas ilícitas, a través del control de las rutas y de los vehículos que ingresan al Valle del Río Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

Indicó que se han implementado dos Puestos de Control Fijo en las localidades de Muyurina (a la salida de Ayacucho) y Machente (ubicado antes de llegar a la ciudad de Pichari en Cusco), los cuales cuentan con modernos escáneres de rayos "X", adquiridos en coordinación con la PNP.

Estos equipos se encargan de verificar si los vehículos, que transitan por la zona, transportan y drogas ilícitas.

Loa puestos implementados por el ente recaudador se sumarán a los controles multisectoriales que se vienen efectuado y en los que se ha identificado otras rutas terrestres de acceso al , donde se realizarán operativos inopinados y verificaciones permanentes para evitar que los insumos químicos lleguen a manos de los narcotraficantes y productores ilegales de hojas de coca.

Luego de dos meses de una intensa campaña de fiscalización en la zona, se ha incautado 4,450 galones de combustible (gasolinas y diesel) que eran trasladados en vehículos no autorizados, que utilizaban guías de remisión que no coincidían con la cantidad transportada o eran remitidos por empresas que no estaban inscritas en el registro para el control de insumos químicos.

También se ha detectado que los narcotraficantes trasladan pasta básica de cocaína oculta entre los motores y otros compartimientos, especialmente acondicionados, de los vehículos verificados.

Cabe precisar que los efectivos de la Dirección Ejecutiva Antidrogas han intervenido más de 56 kilos de este tipo de droga.

La Sunat señaló que los usuarios de insumos químicos que quieran formalizar sus actividades deben estar inscritos y autorizados en el Registro para el Control de Bienes Fiscalizados, custodiar los insumos químicos dentro de sus instalaciones e informar de cualquier operación sospechosa de comercialización para realizar las fiscalizaciones respectivas y aplicar las sanciones que el caso amerite.