Rocío Barja Marquinarocio.barja@diariogestion.com.pe

De acuerdo con el , si se utilizara como indicador la , el ratio entre el PBI (en moneda constante) y la población económicamente activa dedicada a la agricultura, Perú se encontraría sobre Bolivia y Ecuador, pero aún por debajo de Colombia, Argentina y Chile, que tienen una productividad media de doce a cuatro veces superior a la nuestra.

Ahora bien, lo interesante, según el director general de la Oficina de Estudios Económicos y Estadísticos (OEEE) del Minag, , es que si se revisan estos indicadores en un horizonte de diez años se observa que la productividad media de Chile y Argentina tienden a estabilizarse.

"(En cambio), en el caso del Perú se ve una tendencia al alza, especialmente en los últimos seis años, con proyección a seguir dicha ruta", dijo a Gestión.

Hacer que sucedaEn este contexto, Fano admitió que Perú aún tiene que superar varias brechas, como incrementar las áreas bajo riego, ya que el 64% de las tierras agrícolas se trabajan en secano, sometidas a riesgos climáticos, lo que afecta la productividad.

"Por otro lado, sólo el 12% de los productores utilizan semilla certificada para sus siembras y se ha observado que este cambio tecnológico impulsa un incremento significativo de los rendimientos", anotó.

Subrayó que se debe ampliar la cobertura del crédito e impulsar la titulación de la tierra. "Como parte de todo ello, hay que seguir profundizando la articulación de los productores a los mercados, tanto nacionales como internacionales", manifestó.

Regiones y productosEl funcionario explicó que en los últimos 10 años las regiones con mayor crecimiento en su productividad agrícola son Apurímac, Ica, Lambayeque, Piura, Arequipa y La Libertad.

"La única región orientada al mercado interno que creció fue Apurímac, especialmente por el incremento de la producción de papa", dijo.

Explicó que las otras regiones deben su crecimiento a la expansión en sus zonas de costa de la producción de cultivos para la exportación, lo que da mayor valor a la tierra agrícola, pero también por la ampliación de la frontera agrícola, como resultado de la culminación de las grandes obras de irrigación.

"Entre los cultivos que han tenido un mayor crecimiento en sus rendimientos están la páprika (5.3%), uva (4.5%), cacao (4.1%), caña de azúcar (3.5%), cebolla (3.1%), tomate (2.8%), maíz amarillo duro (2.7%), alcachofa (2.5%), mandarina (2.3%), palta (2.1%), arroz cáscara (2.0%), papa (1.9%), maíz amiláceo (1.8%), y otros", dijo.

Subrayó que el crecimiento en los rendimientos de estos cultivos es resultado de la confluencia entre la inversión en tecnología y en sanidad, con el crecimiento de los mercados regionales y nacional para algunos, o el ingreso a los mercados internacionales para varios de ellos.