El mundo artístico amaneció un poco más pobre. Según el informe sobre el mercado mundial del arte, publicado en la Feria Tefaf de Maastricht (Holanda), los remates de obras de arte cayeron en 2016.

Las ventas globales del mercado artístico sumaron US$ 16,900 millones el año pasado. Sufrió un descenso de 18.8% que los US$ 20,800 millones de 2015.

Pero esto no es todo. No es solo el dinero, sino el volumen de obras vendidas, que se redujo en 21.5%.

El mercado más afectado fue el de Estados Unidos. Las subastas americanas disminuyeron en 41%. En Europa la caída fue de solo 13%, mientras que Asia no registró pérdidas.

Expertos aseguran que el Brexit como la victoria de Trump fueron los principales motivos del desplome del mercado de subastas.