No debemos permitir que la extracción ilegal de minerales siga operando en el país con impunidad destruyendo ecosistemas y ocasionando graves problemas sociales y económicos, afirmó hoy la presidenta de la (SNMPE), Eva Arias.

"Detrás de esta ilícita actividad que se ha expandido peligrosamente en 24 regiones está el narcotráfico, el lavado de activos y el contrabando, a los que tenemos que cerrarles el paso", manifestó Arias.

Recordó que la extracción ilegal de minerales mueve anualmente más de US$ 2,900 millones que no paga ningún tipo de impuestos y menos aún generan canon a favor del desarrollo de las regiones.

Añadió que el combate a la extracción ilegal de minerales debe de unir a todos los peruanos que creemos en un país desarrollado y respetuoso del medio ambiente y de la vida de sus ciudadanos.

En ese sentido, destacó la voluntad y decisión política del actual gobierno de que sólo en la región de Madre de Dios ha destruido más de 40,000 hectáreas de bosques y contaminado los ríos con mercurio y cianuro.

"Se vienen dando medidas y acciones para erradicar la extracción ilegal de minerales, la cual ya ha sido tipificada como un delito; y diseñado una estrategia de interdicción, a fin de neutralizar a sus financistas, compradores y abastecedores", comentó.

En ese sentido, refirió que es necesario que este delito se incorpore dentro de la Ley contra el Crimen Organizado para lograr mayor eficacia en la lucha contra esta ilícita actividad.

Agregó que el gobierno peruano ha implementado los mecanismos y plazos necesarios para la formalización de estos mineros razón por la que no existe justificación alguna para nuevas ampliaciones de fechas.

Debemos recordar que el primer proceso de formalización se dio en el año 2002, hace más de una década, precisó la titular de la SNMPE, quien manifestó que para ser formal debe existir la voluntad de serlo y no la de ejercer presión tomando para conseguir postergaciones con el objetivo de seguir extrayendo mineral en la ilegalidad.

"El vence el plazo para la formalización y las autoridades no pueden ceder ante el chantaje de los extractores ilegales que quieren seguir actuando al margen de la ley", afirmó.