El Ministerio de Cultura y el Ministerio de Energía y Minas tienen una tarea pendiente para el 2020. Deberán resolver qué procedimiento se aplicará a los 8 contratos de explotación y otros 5 contratos en exploración del sector hidrocarburos que se encuentran operando sin haberse realizado el proceso de consulta previa.