El desarrollo económico del país, sustentado en la inversión privada y liderado por la minería, no se puede echar a la borda con la violencia narcoterrista, sino más bien cerrar filas contra ella para generar más inversión, exhortó José Miguel Morales, presidente del Comité Aurífero de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE).

"Quisiera llamar al país para cerrar filas contra la violencia. El desarrollo del Perú no se puede echar a la borda. La única manera de lograr el desarrollo es con inversión y eso lo hace la actividad privada", dijo durante la inauguración del X Simposium del Oro y II Foro de la Plata.

Señaló que el sector minero está en el camino correcto para asegurar el desarrollo económico con inclusión social planteado por el Gobierno.

"Hacer minería en nuestro país, no solo incluye el compromiso de generar más recurso, sino también palpar las necesidades de las comundiades. La actividad minera se desarolla en 21 de las 25 regiones del Perú y es el motor para desarrollar las brechas sociales y económicas", resaltó.

Garantizó que el sector minero presta especial atención al cuidado del medio ambiente, pues es el rubro que cuenta con la más alta tecnología para preservarlo.

De otro lado, detalló que de los 53 mil millones de dólares de la cartera de inversiones mineras, pertenecen al sector aurífero.