El ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Milton von Hesse, aclaró que el sistema de de viviendas sí requerirá de cuota inicial por parte de los interesados en la compra del inmueble.

De acuerdo con Von Hesse, el mecanismo de alquiler-venta lo que hace es crear una acuerdo de "opción de compra" entre el propietario y el inquilino. Se firma un contrato por un plazo determinado por las partes, en el que se paga una renta por el alquiler del inmueble, el cual no será considerado parte de la cuota inicial.

"Pasado el plazo acordado, 12, 14, 20 o 24 meses, yo puedo migrar al mecanismo de compra vía crédito hipotecario y allí son todas las condiciones normales del mercado, su 20% de inicial dependiendo de lo que yo pacte", afirmó el ministro en RPP.

Von Hesse afirmó que en este mecanismo el propietario no puede desistir de la venta, porque debe respetar la oferta de "opción de compra" que ofreció al inquilino. Sin embargo, el arrendatario si puede retractarse de la compra del inmueble.

Se beneficia la clase mediaLos esquemas de alquiler-venta y buscan equiparar el derecho que tiene tanto el propietario como el que alquila la vivienda, ya que con la ley del inquilinato, dictada en el gobierno militar el inquilino tenía más derecho sobre la vivienda que el dueño de la vivienda.

Asimismo destacó que estos mecanismos han sido planeados para el segmento medio, sector donde se tendría un mayor impacto.

"Este no es un traje que le queda a todo el mundo, le queda a una porción determinada de gente", afirmó el ministro quien señaló que actualmente hay un stock de 20,000 viviendas que no han sido vendidas y que podrían ingresar a estos esquemas.