Velásquez afirmó que hay que buscar mecanismos que permitan a todos los productores de maca la oportunidad de sembrar más y de optimizar su productividad, para luego darle valor agregado a este producto; como una forma de evitar su comercio ilegal, como lo están haciendo ahora empresarios chinos.

Agregó que la producción de maca no es solo un tema de gastronomía, es un tema de productividad de estos alimentos nutricionales y para darles valor agregado.

Ante las denuncias sobre la (sin factura) por parte de ciudadanos chinos para llevársela fuera del país, afirmó que si hay un crecimiento de la demanda en el mercado mundial por la maca, debe ser aprovechado por los peruanos.

Explicó que no debemos esperar a que empresarios del exterior se lleven los productos para recién preocuparnos, sino hay que incentivar el incremento de la cosecha de maca, lo que significa también brindar instrumentos financieros innovadores.

Agregó que por más que se lleven las semillas de maca al Asia, esa producción no tiene la fortaleza ni los contenidos nutricionales de la maca cultivada en el Perú.

La oficina de Sierra Exportadora en Pasco recibió informaciones que confirman que hace dos meses un grupo de empresarios chinos compró semillas de maca de todas las variedades en esa región a S/. 12 el kilo, a productores de las zonas de Villa Pasco, Pucunan y Ninacaca.

Velásquez inauguró el primer Festival de la Maca, que tiene como lema "Por la preservación de nuestros tesoros andinos", en el Restobar Cultural "Koca Kinto" en Lima.

EI festival busca difundir la importancia de preservar el origen peruano de este alimento, así como promover su consumo en la población peruana.