Los son el punto de partida de Sierra Exportadora para la producción y exportación de berries, pero el desafío es desarrollar también la frambuesa, la mora, las fresas y los berries andinos, aseguró su presidente ejecutivo, Alfonso Velásquez

El objetivo ir a los mercados de Europa, Estados Unidos y Asia que cada vez son más conscientes del potencial nutritivo de esas especies, por sus cualidades antioxidantes, así como de sus intensos y singulares sabores, dijo durante el primer día del V Seminario Internacional de Berries y Cerezas.

Por su parte el jefe del Programa Perú Berries de Sierra Exportadora, William Daga, indicó que en el Perú no existe limitación geográfica en el desarrollo de los berries, y que el arándano, frambuesa y fresas, seguirán creciendo en el Perú siguiendo el camino iniciado por los espárragos, cítricos, paltos y uva de mesa.

Detalló además que a través de este programa se impulsa la producción de berries en las regiones de Junín, Cajamarca, Apurímac Cusco, Arequipa, Áncash y Lambayeque.

Por su parte, Velásquez indicó que el consumo de las nuevas generaciones es la alimentación nutraceútica, la cual no solo es la que nutre, sino la que tiene beneficios para la salud humana.

Por ello, Sierra Exportadora busca promocionar la inversión en la sierra peruana para consolidar una oferta sostenible orientada a esos mercados, y la cual se convierte en una alternativa rentable para pequeños medianos y grandes productores.

Explicó que esta promoción está sustentada en la innovación, calidad, transferencia tecnológica y financiamiento, la cual asegura una producción competitiva en el mercado global, insertando a pequeños productores en el beneficio de este estancamiento.

"Con ello además el boom de las agroexportaciones dejan de ser solo un boom y pasa a ser una actividad sostenible que beneficie a todas las regiones del país", manifestó.

Detalló que en Europa existe un potencial de 520 millones de consumidores de berries, en Estados Unidos un total de 280 millones y en Asia 2,000 millones, los mismos que actualmente consumen estas frutas producidas en España, Inglaterra y Holanda, y al cual Perú se puede unir.

En ese sentido, indicó que el desafío de Sierra Exportadora es realizar el relacionamiento de las pequeñas y medianas empresas (pymes) andinas con las empresas corporativas exportadoras, de manera que se pueda masificar esta producción en la sierra y sacar ventaja de sus condiciones agroclimáticas.