Ricardo Montero Reyesrmonteroi@diariogestion.com.pe

El científico jefe de , Henrique "Rico" Malvar, guarda silencio durante unos 20 segundos, suficientes para apreciar el asombro en las más de 400 personas que lo escuchan en el foro de líderes gubernamentales de la región que su compañía celebró en Río de Janeiro.

El experto muestra en pantalla gigante el video de uno de los ejecutivos de Microsoft ofreciendo en Shangai una charla en inglés. Lo que genera el asombro de los asistentes es que este expositor aparece en un recuadro del video hablando en chino. Traducción perfecta en tiempo real y sin traductores humanos de por medio.

Se trata de un software capaz de combinar reconocimiento de voz, traducción automática y síntesis de voz. Hace unos meses se probó el experimento en la ciudad más poblada de China: un conferencista hablaba en inglés a un auditorio compuesto por jóvenes que solo hablaban mandarín. Una computadora traducía esas palabras en tiempo real al legendario idioma asiático.

Pero hay un detalle más que generaba mayor asombro, el programa es capaz de modular la voz hasta lograr un timbre casi idéntico al del charlista, de tal manera que se le ve físicamente en el podio, pero su voz en mandarín se escucha por los parlantes.

"La tecnología se adaptará a la gente en vez de que la gente tenga que adaptarse a la tecnología", reflexiona Malvar.

Añade que el siguiente esfuerzo es lograr que las computadoras sepan escuchar las necesidades de sus usuarios y, lo más importante, darles solución.

Rico, entusiasmado por las posibilidades que nos ofrece el futuro "que ya está aquí", espeta, habla ahora de automóviles que transitan sin conductores, de personas que leerán noticias en la palma de su mano, como si estas fueran monitores de laptop o de tablet, y de ropa computarizada que cambiará de color según las emociones de quien la lleve, o de gente que dará la sensación de estar hablando sola.

"Hoy es común que las personas hablen por sus teléfonos usando hands free, lo que da la sensación de que estuvieran hablando solos, pero pronto sucederá algo fabuloso: podremos conversar con gente que se nos aparecerá a nuestro alrededor, en el aire, en una presencia virtual", explica y vuelva a guardar silencio, ahora para sentir el murmullo del auditorio.

Microsoft ya ha dado un paso con IllumiShare, un sistema innovador que permite a una persona compartir objetos físicos o digitales con otra que está en otro punto geográfico.

Otro video, ahora para ver a una persona que juega al michi en su computadora. Marca un aspa en su pantalla, y el dibujo aparece en la computadora de su amigo, en otra ciudad o en otro país, para que marque el círculo. "No es magia, es Illumishare", y una vez más calla, ahora para recibir aplausos.

Uno de los problemas es que estos adelantos no llegan a todos. Por eso, Hernán Rincón, presidente de Microsoft para América Latina, afirma que su compañía lleva años estableciendo alianzas, construyendo puentes para llegar a gobiernos y organizaciones no gubernamentales.

Y menciona un caso concreto, en el Perú, donde se está buscando la posibilidad de que las frecuencias UHF, que dejarán de usarse por la introducción de la televisión digital, sean concesionadas para dar banda ancha gratuita."Nosotros como empresa, asumimos la responsabilidad de ayudar a crear oportunidades sociales y económicas donde sea que trabajemos, que vivamos y que tengamos una presencia", dijo el ejecutivo.