| A más de ocho años del nacimiento del bitcoin, los bancos centrales del mundo reconocen cada vez más las posibles ventajas y desventajas de las monedas digitales.

Ante el fuerte auge del bitcoin, los guardianes de la economía global tienen dos tipos de problemas que solucionar.

El primero es qué hacer (si hacen algo) respecto al surgimiento y crecimiento de criptomonedas privadas que llaman cada vez más la atención, ahora que el bitcoin supera los US$ 16,000 y los futuros que operan esta semana presagian un nuevo nivel de aceptación generalizada. La segunda cuestión es si emitirán versiones oficiales.

La galería de arriba ofrece un vistazo general a cómo abordan el tema los bancos centrales más grandes del mundo (y algunos más pequeños).