Ante la presencia del virus HLB en Ecuador y Colombia, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) intensifica sus actividades de vigilancia fitosanitaria en la frontera, para evitar su arribo, lo que podría impactar negativamente en la producción de cítricos.

Por lo que, pide a la población no ingresar material vegetal al territorio nacional sin su autorización. Esta situación ocurre tras detectarse la aparición del Huanglongbing (HLB), una plaga que ataca a los cítricos transmitido por el insecto 'Diaphorina citri', en países como Colombia y Ecuador.

Ante tal situación de declaró en alerta fitosanitaria todo el territorio nacional por la plaga Candidatus Liberibacter spp causante del Huanglongbing (HLB) y sus vectores (insectos transmisores) Diaphorina citri y Trioza erytreae (Hemiptera: Psyllidae).

Como parte de esta medida y de manera preventiva, realiza simulacros en Tumbes y Piura orientados a evaluar y mejorar la capacidad de respuesta de los técnicos, de la población y especialmente los productores de cítricos.

También viene coordinando con las autoridades regionales, productores citrícolas y otros actores de la cadena productiva.

A la par, está capacitando al personal técnico para duplicar las actividades de vigilancia fitosanitaria preventiva en huertos de producción, viveros y traspatios, así como en la detección de la especie ornamental Murraya (planta decorativa conocida también como Mirto) en jardines y parques de áreas urbanas, al ser el hospedante preferido del insecto del HLB.

Las acciones de vigilancia preventiva de esta plaga cuarentenaria no presente en Perú, Senasa las realiza desde el 2009 mediante la instalación de trampas pegantes para la captura de la Diaphorina citri en campos citrícolas y de la observación visual de plantas de cítricos para la detección de síntomas del HLB.

¿Cómo reconocer la presencia de este virus en la producción de cítricos?El Minagri alertó a la población tomar en cuenta las siguientes características que dan luz de alerta sobre la presencia de este virus.

– Si la plantación tiene sectores y/o brotes amarillentos en la planta. – Manchas moteadas e islas verdes en hojas. – Frutos deformes (asimétricos) de coloración amarillenta o anaranjada, coloración invertida.

De encontrarse estas características en su producción, comuníqueselo de inmediato al Senasa de su localidad.