Los resultados del crecimiento de la actividad productiva correspondiente a agosto de este año indican que la desaceleración que venía mostrando esta variable no tocó fondo en julio, como algunos habían anticipado. Además, indicadores adelantados de setiembre tampoco muestran, sin dudas, que la tasa de crecimiento sería mayor en dicho mes iniciándose así la recuperación del ritmo de crecimiento.

Para Bruno Seminario, "pareciera ser que la recuperación es todavía selectiva en algunos sectores", y habría que esperar los resultados de al menos un mes más (setiembre) para ver si se observa una fuerte recuperación del PBI de los sectores no primarios (ver opinión), en cuyo caso ya se podría hablar de una franca recuperación.

Por ahora eso todavía no ocurre. De acuerdo a los resultados de agosto, la producción manufacturera cayó 1.18%, lo que se explica por la caída del subsector fabril no primario (-1.7%), que es el más ligado a la demanda interna.

SectoresEn opinión de Seminario, "si las industrias estuvieran con planes para expandir su producción ya deberían estar subiendo las importaciones de insumos, lo cual no está ocurriendo".

Las importaciones totales crecieron 3.8% en agosto (última información disponible), respecto al mismo mes del 2012, pero las importaciones de materias primas para la industria cayeron 2.8% en dicho mes.

En cuanto al crecimiento que se observa en minería PBI (que junto con hidrocarburos creció 7.9%, la tasa más alta en casi 5 años), Seminario considera que es parte de la recuperación que se observa a nivel de la economía mundial. Sin embargo, no es claro que esta tendencia vaya a continuar, por el problema fiscal que hay en EE.UU., que se puede agravar.

Otros indicadoresPeroSeminario considera que otros indicadores, como el consumo de electricidad, o la recaudación del IGV (que refleja las ventas internas) indicarían que la desaceleración del ritmo de crecimiento de la economía ya habría tocado fondo y que en adelante tendríamos un crecimiento mayor; sin embargo hay otros indicadores, como el despacho de cemento o la compra de autos nuevos, que muestran que la desaceleración del ritmo de crecimiento continúa.

OPINIÓNCésar PeñarandaDIRECTOR DEL IEDEP DE LA CÁMARAde Comercio de Lima (CCL)

SE CRECE A RITMO DECRECIENTEEl crecimiento de la economía nacional a ritmo decreciente continúa. A principios de año, proyectamos un crecimiento de 5.5% para este 2013. La tendencia que muestran las cifras no es buena. Este año vamos a terminar creciendo a una tasa incluso menor (entre 4.8% y 5.3%).

Esta tendencia decreciente del ritmo de crecimiento de la economía viene desde el 2010 (8.8%), 2011 (6.9%), 2012 (6.3%). Pero el factor determinante no es ahora el sector externo, que ya venía afectando las exportaciones (este año la balanza comercial será negativa después de once años) y por supuesto juega un rol, sino los factores internos que están pensando más.

No solo la inversión privada ha continuado creciendo a tasas cada vez menores (y no se nota aún la reacción de manera significativa, aun con los anuncios de medidas para destrabar los proyectos de inversión), sino que, además, se observa una caída (todavía leve) del consumo interno. Es decir, la demanda interna está determinando este menor ritmo de crecimiento, que es preocupante, porque sigue con tendencia a la baja.

Despachos de cemento crecieron solo 1.2% Los despachos de cemento en el mercado nacional en el mes de setiembre, correspondientes a las empresas que integran Asocem, ascendieron a 872,467 tm, lo cual representó un crecimiento de 1.2% (tasa menor a la registrada en agosto).No obstante, los despachos de cemento en el mercado interno en el periodo enero-setiembre del presente año crecieron 9% con relación al mismo periodo del año anterior.

En setiembre también se exportaron 16,074 tm de cemento, de acuerdo a la última información de la Asociación de Productores de Cemento (Asocem) y en el periodo enero-setiembre, las exportaciones crecieron 21.2%, mientras que la producción de cemento creció 8.96%.