Módulos Temas Día

Seis posibles riesgos a los que se enfrentarán los mercados en 2015

Los mercados financieros ponen fin a un 2014 marcado por el desplome del precio del crudo y se enfrentan a un 2015 en el que también tendrán que hacer frente a varios factores de riesgo que podrían desestabilizarlos.

Rusia,China,crudo,Estados Unidos,economía mundial,Estado Islámico,Ripe

Diario Expansión de EspañaRed Iberoamericana de Prensa Economica (RIPE)

MarketWatch identifica siete posibles riesgos a los que se enfrentarán los merados financieros en 2015 y el primero de su lista tiene acento español; Podemos.

La publicación norteamericana apunta a que todo el mundo está inquieto por la agitación política que está sumiendo a la zona euro en una nueva crisis. No obstante, considera que el país que deberá preocupar más a los inversores es España.

Con las elecciones generales en el horizonte, el portal financiero estadounidense considera que el PP tiene pocas opciones de revalidar el Gobierno y advierte del auge de Podemos, que incluso ha adelantado en intención de voto a los dos principales partidos políticos de España.

Aunque aún está por ver si la formación de Pablo Iglesias logrará llegar a La Moncloa, MarketWatch considera que es un factor a tener en cuenta.

Aunque Podemos se ha manifestado a favor de mantenerse dentro del euro pese a la austeridad impuesta por la Alemania de Angela Merkel, las reformas que pretende llevar a cabo el partido de Iglesias suponen un riesgo para la recuperación económica del país.

Cuestiones como la semana laboral de 35 horas, la reducción de la edad de jubilación o la reestructuración de la deuda podrían alejar a España de la zona euro.

A diferencia de Grecia, la economía española es lo suficientemente fuerte como para sobrevivir perfectamente fuera del euro, una idea que se podría ver alentada aún más tras la recuperación económica experimentada en el último año. Por estos motivos, el portal financiero norteamericano considera que una posible victoria de Podemos en las urnas podría destara el pánico en los mercados de bonos.

El BCE y las compras de dólaresOtro factor de riesgo para los mercados son las medidas de estímulo que pondrá en marcha el Banco Central Europeo (BCE) en 2015. Todo el mundo espera que el regulador ponga en marcha las compras de deuda soberana (QE) para combatir la deflación.

No obstante, esta fórmula presenta aún muchas incógnitas y la falta de consenso dentro del organismo a este respecto es grande. En su última reunión del año el BCE se comprometió a "cumplir con su mandato" y reconoció que baraja la compra de todo tipo de activos "menos el oro".

Para MarketWatch, la opción más fácil para el organismo presidido por Mario Draghi es meterse en el mercado de divisas y comprar dólares. Con esta medida se crea dinero y baja el precio del euro y si bien es una fórmula que no gustaría a Estados Unidos, el hecho de que Barack Obama ya esté preparando su salida de la Casa Blanca rebaja las opciones de que el BCE vaya a recibir mucha oposición desde el otro lado del Atlántico.

La fusión de BP y ShellLos rumores de mercado sobre una posible fusión entre Shell y BP han sido constantes en los últimos meses. De hecho, se lleva especulando durante años con la posibilidad de que los dos pesos pesados de la industria petrolera europea unan sus negocios y 2015 podría ser el año en el que esto realmente suceda.

BP nunca se ha recuperado de la catástrofe del Golfo de México y ambas empresas se enfrentan ahora a un mercado con el barril de crudo a 50 dólares (precio que podría ajustarse aún más en verano). Ante unas perspectivas tan hostiles, los dos gigantes podrían optar por unir fuerzas y así reducir costes y mantener beneficios.

Crisis en RusiaEl presidente ruso, Vladimir Putin, siempre se ha referido a los países que formaron parte de la URSS como el "extranjero próximo", incluyendo países como Bielorrusia, Georgia y Kirguistán. La mayoría de ellos se han mantenido dentro de la órbita rusa durante todo este tiempo por una mezcla de intimidación y sobornos.

Sin embargo, la crisis del petróleo hace mella en las arcas del Kremlin y a Moscú se le acaba el dinero fácil, por lo que no dispondrá de efectivo para satisfacer a todos sus vecinos del "extranjero cercano". La fuerte devaluación del rublo ya ha afectado a Bielorrusia y la crisis de la divisa rusa puede extenderse a otros estados.

Igual que sucedió en la Primavera Árabe de 2011, Rusia podría enfrentase en 2015 a una oleada de revueltas en sus países vecinos, cuyos ciudadanos podrían comenzar a demandar mayor independencia nacional en busca de un lugar en el mundo.

Paz en SiriaLa guerra civil que ha asolado Siria en los últimos tres años y ha abierto las puertas a la creación del Estado Islámico podría finalizar en 2015. La crisis del crudo podría implicar que países como Rusia e Irán, firmes partidarios del presidente sirio Bashar al-Assad, retirasen su apoyo al dictador.

Con Bashar al-Assad fuera de juego, un alto el fuego sería viable entre las distintas facciones sirias y se abriría la puerta a la posibilidad de instaurar un nuevo Gobierno en la región. La restauración del país sería positiva para los mercados de Oriente Medio e incrementaría la oferta de crudo un mercado de petróleo desbordado ya de por sí.

Fiebre tecnológica en ChinaLa salida a bolsa de Alibabá confirmó la fiebre por las nuevas tecnologías que se vive en el gigante asiático. No obstante, esa nos más que la punta del ice-berg.

Según Ernst & Young, el capital riesgo triplicó sus inversiones en China en los primeros tres trimestres del año, desde los 3.500 millones de dólares del mismo periodo de 2013, hasta los 8.100 millones de este año. MarketWatch apunta a la posibilidad de que se produzca una nueva burbuja tecnológica en el ya alcista mercado de valores chino.

Leer comentarios ( )