La crecería un 5.5% durante el 2014, ligeramente por debajo del 5.7% proyectado anteriormente, estimó el banco Scotiabank en un reporte especial. La proyección es inferior al 6% que estima el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El ajuste a la baja se explica, entre otros motivos, en la debilidad que sigue mostrando el , el cual tiene implicancias moderadas para el consumo privado y sectores como la manufactura no primaria, detalló la entidad.

Otros factores que influirán en ese escenario será el cambio de rumbo que tomará la inversión minera, la cual "hasta el 2013 aportaba al crecimiento, pero en el 2014 ocurrirá lo contrario", estimó el banco.

Asimismo, señaló que el consumo seguirá robusto, aunque menor a otros años, mientras que el sector manufacturero continuará con un crecimiento persistentemente subóptimo (tanto por demanda interna como por exportaciones).

Agregó que también es posible "que algunos sectores que han tenido un crecimiento alto en el pasado, como construcción, empiecen a enfrentar el efecto de una base alta".

Sin embargo, anotó, no es difícil crear un escenario en que la proyección del se cumpla.

"Lo que se requeriría (para ello) es una inversión bastante más alta de lo que estamos suponiendo. En particular, la inversión en obras de asociaciones público-privadas (APPs) tendría que acelerarse. Si bien el Gobierno viene avanzando en APPs, nuestro supuesto es que relativamente poco de estas inversiones se verán antes del 2015", sostuvo.