El banco Scotiabank proyecta un mayor déficit en cuenta corriente durante el cuarto trimestre del presente año, respecto al registrado en el tercer trimestre, debido a que no se registrarían los ingresos extraordinarios por pago de Impuesto a la Renta de empresas extranjeras.

La balanza en cuenta corriente registró un déficit de US$ 2,316 millones en el tercer trimestre del presente año, equivalente al 4.5% del Producto Bruto Interno (PBI).

Este monto fue el más bajo en lo que va del año, y se debió principalmente a factores puntuales como el pago de Impuesto a la Renta por parte de empresas extranjeras.

El banco también estima un mayor déficit de la en el cuarto trimestre, respecto al tercer trimestre, en la medida que las exportaciones pesqueras y mineras serían menores a las inicialmente esperadas, afectadas por la menor biomasa de anchoveta y las menores leyes en algunas importantes minas de cobre, respectivamente.

La balanza comercial mostró un déficit de US$ 882 millones, comparado con un ligero superávit en el tercer trimestre, resultado que se debió a la caída de 13% de las exportaciones, resaltando en particular los menores volúmenes exportados de oro, cobre y harina de pescado así como la caída en el precio de los minerales, excepto el zinc.

Por su parte, las importaciones cayeron en 5% debido a las menores compras de bienes de capital y bienes de consumo duradero, afectadas por la desaceleración de la demanda interna.

También se estima que la cuenta financiera seguiría registrando un flujo de capitales neto positivo, señaló el analista senior del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Pablo Nano.

Así, prevé que continúe el dinamismo de la inversión extranjera directa (IED), pues si bien la reinversión de utilidades permanecería limitada en la medida que aún no se recuperarían las utilidades mineras, se registrarían flujos de capital para proyectos mineros y para el sector retail.

Lo anterior sería parcialmente compensado por la salida de capitales por concepto de inversión de cartera en el exterior por parte de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), indicó en el Reporte Semanal del banco.

Recordó que a mediados de setiembre el Banco Central de Reserva (BCR) aprobó elevar gradualmente el límite operativo de inversiones en el exterior de las AFP de 40% en setiembre a 42% a partir del 1° de enero del 2015.

Al 21 de noviembre la cartera en el exterior representaba el 40.3% del total del portafolio de inversiones de las AFP.