El empleo formal tendrá un incremento de 2.2% en el 2015 teniendo como supuestos un crecimiento de 4.4% del (PBI) y una expansión de 2.8% de la inversión privada, proyectó el Scotiabank.

Esta última estaría concentrada en sectores no primarios como infraestructura que tiene un mayor impacto en la generación de empleo respecto a la inversión en minería que seguiría con su tendencia descendente, indicó el analista senior del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Pablo Nano.

[Etiqueta]

La mayoría de proyectos de inversión en infraestructura y minería se concentran en el sur, por lo que el empleo en Arequipa, Abancay, Cusco, Moquegua, entre otros, se expandirían a un ritmo mayor respecto al resto del país.

El empleo formal en el sector privado a nivel nacional creció 1.9% durante el 2014, según estadísticas del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).

Este resultado estuvo en línea con la proyección del Scotiabank de 1.8%. A pesar de ello, esta tasa fue la más baja desde el 2009, reflejando el menor dinamismo de la actividad económica.

A nivel sectorial, todos los sectores experimentaron una desaceleración respecto al 2013 con excepción de la rama Extractiva. Ésta se vio beneficiada de la mayor demanda de mano de obra, en especial durante el cuarto trimestre cuando se inicia la campaña de agroexportación más importante del año.

[Etiqueta]

El sector Servicios mostró una expansión mayor al promedio, en especial en actividades vinculadas a la demanda interna como educación, salud y servicios prestados a empresas.

La Industria fue el único sector que mostró una pérdida de empleos, en especial las confecciones, afectadas por la menor demanda externa.

RegionesA nivel regional, la evolución del empleo en Lima (1.9%) y provincias (1.8%) fue similar a lo largo del año.

[Etiqueta]

No obstante, al interior de ésta última la evolución fue heterogénea pues al cierre del 2014 el empleo sólo creció en 15 de las 29 principales ciudades del país. Así, las regiones vinculadas a la agroexportación como Sullana, Chincha e Ica lideraron la generación de puestos de trabajo.

Por otro lado, ciudades como Cajamarca, Chimbote y Huaraz se vieron perjudicadas por los problemas en sus gobiernos regionales, que afectaron la ejecución de la inversión pública y restaron dinamismo a las economías locales.

SectoresLos sectores extractivos (3% más) mostraron una importante recuperación durante el 2014. No obstante, ésta no fue homogénea. Por un lado, se registró una significativa demanda de mano de obra de la rama agropecuaria.

El volumen de las agroexportaciones aumentó 22% en el 2014, y el dinamismo provino no sólo de cultivos consolidados como espárrago y mangos, sino también de cultivos emergentes como uvas, paltas, arándanos, cítricos, entre otros.

Por otro lado, la menor producción minera incidió sobre la caída promedio de 6% del empleo directo en esta rama, según cifras del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

Por último, el empleo en la rama pesquera se vio afectado básicamente durante el cuarto trimestre debido a la no apertura de la segunda temporada de pesca de anchoveta como resultado de la reducción de su biomasa ante la presencia del Fenómeno El Niño.

El empleo generado en el sector Servicios (3.1% más) fue el más dinámico gracias a las ramas de servicios educativos.

Hubo una mayor contratación de docentes en universidades e institutos-, salud, servicios empresariales en particular en actividades de outsourcing de marketing (vendedores, impulsadores), seguridad (vigilantes), ingeniería y servicios financieros.

El incremento del empleo en el sector Comercio (2.6% más) estuvo sustentado en la expansión del segmento retail (cadenas de farmacias, supermercados y tiendas por departamento).

No obstante, en el cuarto trimestre desaceleró la generación de empleo explicado, en parte, por un efecto estadístico pues el mayor número de inauguraciones de retail se realizaron durante el mismo trimestre del 2013.

El único sector que mostró una caída en los niveles de empleo fue Industria (-1.5%). Esta caída se concentró en los subsectores textil-confecciones y, en menor medida, en la fabricación de maquinaria y equipo lo que fue parcialmente compensado por los subsectores Alimentos y Bebidas y Papel.