Scotiabank indicó que el Producto Bruto Interno (PBI) de Perú mostraría una aceleración en los tres primeros meses del año y que es probable que el se acerque al 3% durante el primer trimestre del 2015.

En el Reporte Semanal del banco, el analista , explicó que ya que la finalización de los shocks negativos de oferta debería acelerar el crecimiento de los sectores primarios a partir de febrero.

El banco prevé que el PBI habría registrado un crecimiento de alrededor de 1.5% en diciembre, por lo que se habría cerrado el año 2014 con un crecimiento del PBI de 2.4%.

Agregó que los indicadores adelantados para diciembre y enero no anticipan una mejora importante de la actividad económica en el corto plazo.

[Etiqueta]

Asimismo, dijo que el cierre de temporada de anchoveta continuaría afectando el PBI en diciembre y en menor medida el de enero aunque el significativo nivel de ejecución de la inversión pública en diciembre junto al crecimiento de los despachos de cemento debería contribuir a mantener la recuperación del sector Construcción.

Scotiabank manifestó que el PBI registró un crecimiento de 0.3% en noviembre, tasa similar a la de junio y la más baja desde setiembre del 2009, según cifras oficiales del INEI. De esta manera, la actividad económica acumuló una expansión de 2.5% entre enero y noviembre del 2014.

El resultado de noviembre estuvo por debajo de nuestro estimado (1.6%) y de lo esperado por el consenso del mercado (2.0%). Nosotros esperábamos un impacto significativo de la nula captura de anchoveta sobre el sector Pesca efecto directo y sobre la industria de harina de pescado -efecto indirecto.

No obstante, a este factor se adicionó la importante contracción en la refinación de cobre. Estos factores explicaron la abrupta caída de la Manufactura Primaria (-41.5%). De hecho los sectores Pesca (-68.9%) y Manufactura Primaria (-41.5%) le restaron cerca de 2.5 p. p. al crecimiento del PBI de noviembre).

Los sectores no primarios vinculados a la demanda interna continuaron registrando una expansión cercana al 4%, resaltando el dinamismo de Servicios y Comercio, la recuperación de la Construcción aunque limitados por el estancamiento de la Manufactura No Primaria.

El decepcionante crecimiento de noviembre se debió principalmente a factores puntuales en sectores primarios (-10%) más que a un debilitamiento generalizado de la actividad económica.